Pensar en grande

El Bund

Fotos: Jordi Vilá

En alguna otra ocasión hemos hablado en estas páginas de pensar en grande, de atreverme a pensar de un modo distinto, no se trata de ir a mis antípodas de viaje o de hazañas inalcanzables sino, más bien y según mi hipótesis, de atreverme con cosas con las que tengo las capacidades para atreverme.

¿Quién dice que no puedo montar un negocio, iniciar aquel proyecto o pedir aquel perdón que durante tanto tiempo me ha mantenido lejos de alguien querido?, para mi eso es pensar en grande.

Ignoro el motivo, pero el hecho es que estos días me ronda la cabeza una idea que durante mucho, mucho tiempo, me tuvo sin dormir y que quedó en el país de las ideas porque no me creí capaz de llevarla a cabo y hoy, ya sería inviable puesto que las organizaciones a unir simplemente no existen.

Se trataba de una fusión de empresas, una fusión de empresas que tal vez, y solo tal vez, hubiera permitido que ambas subsistieran, aunque hay que decir en mi favor que eran épocas de vacas lecheras y los egos no es que fueran superlativos, es que ocultaban el sol.

En aquel momento simplemente no me vi capaz ni tan siquiera de proponer una idea que hubiera permitido que todos ganaran, organizaciones y personas, hoy con el paso de los años, tendría claro el camino, aunque a toro pasado es fácil convertirse en adivino.

Aquel error me llevó posteriormente a poderosos aprendizajes que me llevaron a otros errores y también a grandes aciertos, como el proyecto actual, que me está permitiendo disfrutar como nunca antes lo había hecho.

Habrá quien entenderá aquella falta de decisión como un fracaso, yo la considero como el aprendizaje necesario para todo lo que llegó después, no se trata de ver el fracaso, sino el aprendizaje que surge del error.

Me queda claro que quiero pensar en grande, que quiero tomar esa decisión, deshacerme de esa carga y abrazar la vida que quiero, tanto personal como profesionalmente, y es que Vida solo hay una, al menos de momento, así que más vale saborear cada momento.

Si pensaras en grande, ¿qué sería lo que harías al acabar de leer estas líneas?

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Trabajo en equipo, Valores, Vida, Zona de confort | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Quién quiero Ser

viaje-al-infinito

Fotos: Jordi Vilá

Días de descanso, en mi caso, días de reflexión y paz interior, momentos en los que la quietud interior me transporta en múltiples direcciones, en estas épocas ha sido en las que he conectado conmigo mismo y me he permitido volar hacia quien quería Ser, tomando las decisiones más trascendentes.

Son muchos los destinos que se forjan en estos periodos de descanso, momentos en los que me permito volar alto, pensar en grande, algo que no es más que ampliar mi zona de confort, pensar que hay pocas cosas que sean, de verdad, imposibles y que lo que separa un sueño de un objetivo es, tan solo, el horizonte temporal y la autoconfianza.

Hubo tantas creencias que me ataron a un presente gris, que la nueva paleta de colores que estrené me permitió pintar una realidad teñida de arco iris.

Ver la Vida así, con mayúsculas, como un camino a transitar en el que cada punto puede ser apasionante, por su aventura, por su alegría, por su tristeza, sin menospreciar ni tan siquiera uno de ellos.

Recuerdo un compañero de promoción que me dijo literalmente “no me hables de tomar las riendas de mi vida, eso son chorradas” y, con el paso del tiempo, fue descubriendo que él y solo él era el responsable de su estado, bueno o malo y que podía dar giros insospechados si tenía la valentía de hacerlo.

Estos son unos buenos momentos para platearme cuál es el giro que quiero dar, o si quiero continuar en este mismo camino, lo importante será tener consciencia de ello y no refugiarse en el tan cacareado destino, del cuál somos los únicos dueños.

¿Qué persona quiero Ser?, esta es una buena pregunta que me ayudará a explorar mis ideales como persona, como profesional, como pareja, como amigo, como…

El presente y el futuro están en mis manos, es cierto que el pasado me condiciona, pero en ningún caso me determina así que ¿quién quiero Ser?

Publicado en Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Esencia, Transformación, Valores, Vida, Zona de confort | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El cliente como embajador, el trabajador como catalizador

DSC00364

Foto; Jordi Vilá

Podrá parecer mentira, pero no hay mejor embajador que el cliente satisfecho, especialmente si ha existido algún contratiempo en su experiencia.

Y para que el cliente experimente esa sensación es necesario que, a la vez, los empleados de la empresa, sea del tipo que sea, sean a su vez los catalizadores de la empresa ante el cliente, es decir, sientan ese orgullo de pertenencia al que tanto se alude y por el que tan poco se hace.

Recientes experiencias me han llevado a sentirme importante para mi interlocutor en algunas organizaciones, consiguiendo sus colaboradores que me quedara con ganas de repetir y, además, de contarlo a mis círculos… no hay mejor publicidad que aquella que no es pagada.

Experiencias con organizaciones pequeñas y grandes, como Cinesa, Apple, Amazon, Nominalia, HP o Viajes El Corte Inglés me llevaron a percibir que yo, el cliente, era importante para ellos, que amaban lo que hacían y se sentían a gusto trabajando para sus compañías.

Estas realmente han generado el deseo de repetición, lejos de otras que han provocado exactamente lo contrario, ¿las causas?, malas respuestas, prepotencia, picaresca, etc. Y que no merecen más espacio en estas líneas.

¿Qué diferencia a las primeras de las segundas?, por lo que he podido observar, los que catalizan nuestra experiencia son los empleados y, por tanto, aunque sea por un mero sentido de crecimiento corporativo, cuanto más te preocupes por ellos, cuanto más veles por su crecimiento y desarrollo, mayor va a ser el beneficio que obtengas.

Creerme si os digo que, en estos últimos 15 días, he tenido maravillosas experiencias con personal de las empresas mencionadas, desde la devolución de unas entradas, al soporte de las personas del SAT o del personal de ventas.

Y eso no es café para todos, identificar las palancas que mueven a una persona y ayudarla en su desarrollo es la más segura de las inversiones, sin caer en la falacia de que aquello que a mí me motiva, motivará también a otros… ¡o no!

– ¿Qué es lo que esperas de mí? ¿cuáles son tus objetivos personales? – dos preguntas simples que nos pueden ayudar a abonar el terreno de la motivación y, por tanto, a conseguir profesionales más comprometidos con un proyecto común.

¿Vamos por ello?

Publicado en Crecimiento, Transformación, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Resiliencia

De nuevo te voy  a pedir que inviertas algo menos de 2 minutos en ver este vídeo y después sigas leyendo:

RESILIENCIA from Andres Mendez on Vimeo.

Si voy a la etimología de la palabra veo que proviene de la raíz latina resilio, cuyo significado es volver atrás, rebotar o resurgir, entre otras.

Si tomamos la descripción de Ingeniería, nos habla de la propiedad de los cuerpos para retornar a su estado original tras la aplicación de una fuerza, si hablamos del desarrollo de personas, su significado se centraría en la “capacidad de un grupo o personas de afrontar, sobreponerse a las adversidades y resurgir fortalecido o transformado” (Forés, A. Y Grané, J. 2008)

Hay personas que saben extraer hasta la última gota de aprendizaje de todo aquello que les sucede, conscientes de que está en ellas la capacidad de obtener beneficios de lo ocurrido, otras, por el contrario, ponen el locus de control en el exterior, y se ven impedidas de avanzar.

Hay quien dice “con la vida que he tenido”, “con las cartas que me han dado” y, si bien es cierto que el pasado condiciona, en ningún caso determina y somos los amos de nuestro futuro si así lo queremos, aún y con las más adversas condiciones, como en su día demostraron Nelson Mandela, Mar Cogollos, Viktor Frankl, etc.

Estos últimos nombres son representativos, el político capaz de perdonar 27 años de encarcelamiento, la presidenta de la asociación de enfermos medulares o el psiquiatra superviviente de los campos de exterminio nazis, pero si miro a mi alrededor veo resiliencia allá donde voy, en mi amigo, mi compañero, mi vecina, o mi maestra.

No se trata de negar lo obvio, como el sufrimiento tras una desgracia, y sí de transitar el duelo y responderme a algunas preguntas ¿qué puede haber de bueno en todo esto? ¿qué mensaje tiene para mí? ¿qué aprendizaje puedo obtener?

Una cliente, víctima de un error médico que supuso para ella una grave disfunción física, me confesaba que fue entonces cuando empezó a vivir realmente, ya que aquello la puso en la disyuntiva de sacar lo mejor de sí misma o auto compadecerse de por vida, ¿adivinas cuál fue su elección?

Ejemplos hay muchos, y no hace falta ir muy lejos para ver cómo podemos sacar fuerzas de flaqueza, como personas corrientes como tú o como yo somos capaces de ir más allá aunque, eso sí, con un apoyo de nuestro entorno, puesto que es algo consustancial a la resiliencia.

Autores como Víktor Frankl o Santiago Alvarez de Mon han relatado experiencias muy enriquecedoras. El primero construyó la logoterapia y, a la hora de tratar a sus pacientes, les preguntaba el motivo por el cual no acababan con su vida y, de su respuesta, estiraba hasta que la persona remontaba.

Como él mismo apuntó, “si conoces el por qué, soportarás cualquier como” (Frankl, 1979)

Otras realidades son posibles, por complicadas que puedan parecer las circunstancias, y lo que hoy es oscuridad, mañana puede ser luz, si luz es lo que busco.

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Límites, Life Coaching, Transformación, Vida | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El placer de la autenticidad

Un jefe serio en HUMAN

Fotos: Jordi Vilá

Es bien curioso, cuando busco las competencias de un líder, y creerme si os digo que son innumerables, hay algunas que aparecen siempre, se trate del entorno del que se trate y, una de ellas es la Autenticidad.

El diccionario de la RAE no nos da mucha información ya que tiene una única acepción con el significado cualidad de auténtico, lo cual es decir bien poco.

Cuando estamos ante una persona auténtica, percibimos que no hay nada falseado en ella, que todo lo que vemos es verdadero, sin imposturas, sin máscaras ni disfraces, tenemos ante nosotros la persona que es, no aquella imagen que quiere mostrarnos.

Esto es algo que ocurre en muchas facetas de nuestra vida y, profesionalmente, se percibe en líderes, profesores, mentores, coaches, etc., quizás no sabríamos decir el por qué pero tenemos claro que hay algo en aquella persona que transmite lo que debe transmitir.

La explicación podríamos buscarla en el lenguaje corporal, en la intuición personal, en las microexpresiones y, al fin, en aquella información que espero y que no obtengo del otro, percibiendo cosas que no cuadran con mis propias expectativas de lo que debería ser y lo que es a mi vista.

La autenticidad es la competencia mediante la cual me muestro como soy, quizás adaptando el discurso o las formas al entorno y a la cultura con la que me inter-relaciono, manteniendo la esencia personal, sea esta cual sea.

Cuando me muestro auténtico, los demás perciben apertura, vulnerabilidad, fortaleza y, sobre todo, carencia de deseo por agradar al precio que sea.

Mostrarme auténtico significa aceptar pagar el precio de no gustarle a todos (de cualquier manera tampoco les gusto, al menos que no me desgaste), de ser leal a mí mismo, a mis valores y principios.

No es una competencia que busque el cortoplacista, es una competencia que se destila con el tiempo, cuando el ego ya ha sido alimentado suficientemente y de pura obesidad opta por quedarse a buen recaudo.

Tan solo te propongo que en los próximos días te muestres como eres, es posible que pierdas algunas relaciones, y también es posible que otras se afiancen, ¿te apuntas?

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Empresa, eneagrama, Esencia, Liderazgo, Life Coaching, Transformación, Valores, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

A vueltas con el éxito

IMG_2748

Fotos: Jordi Vilá

De nuevo en estos últimos tiempos he tenido interesantes charlas referentes al éxito con personas que manifestaban no ser felices aún y habiendo conseguido aquello que perseguían como éxito.

Con la última que hablé percibí un dolor intenso, algo así como una decepción mayúscula, un enojo con el mundo y, sobre todo, con ella misma, puesto que era consciente de que había interpretado el concepto del éxito como sus padres, y antes los padres de sus padres, lo habían comprado.

De algún modo, pretendía que tal concepto se ajustaría a aquello que durante tantos y tantos años le habían vendido como verdad absoluta y que ella había comprado cándidamente.

– Entonces, ¿qué es el éxito? – le pregunté, a lo que ella respondió con dolor en su voz, y también con cierta alegría ¡poderosa ambivalencia!, que el éxito era permitirse Ser quien ella quería ser.

– ¿Solo eso? – le pregunté

– ¿Te parece poco? – respondió, y a partir de ahí hubo como un cierto renacer, algo así como dejar ir un peso que la había atenazado durante años y años, y esa sola reflexión, permitió que empezara a Ser ella misma.

En mi caso también compré esa definición del éxito, y también tardé años en darme cuenta que era algo tan simple y tan complejo a la vez como aprender a ver la  Vida como algo mío, como aquello que realmente quería, no lo que otros pretendían de mí.

El fracaso no existe, es tan solo un camino que deviene equivocado en dirección hacia mi propia victoria, uno de tantos, porque no hay un único camino, aunque deberé recorrer muchos hasta descubrir uno que me lleve a destino.

Plantéate que es el éxito para ti e ignora las voces de aquellos que pretenden conducirte a su definición, aunque sean aquellas personas que más puedan quererte, porque ellos no son Tú, un ser único e irrepetible.

¿Qué es el éxito para ti?, solo tú lo sabes, ahora no hay más que ir a por ello.

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Empresa, Esencia, Límites, Life Coaching, Transformación, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , , | 2 comentarios

Detrás suele haber algo

Tómate algo menos de dos minutos y disfruta de este vídeo, aunque sea de una marca comercial, la verdad es que trae buenas reflexiones:

En mis sesiones de coaching, muchas veces el cliente viene con temas a trabajar que le ilusionan o le duelen, o ambas cosas a la vez, no entiende cosas que están por debajo de su nivel consciente y mi función, precisamente, es acompañarle en el tránsito hasta su comprensión.

¿Cuántas veces no me habré roto la cabeza pensando en los motivos que me llevaban a hacer o a pensar tal o cual cosa, cuántas veces habré pensado en la incoherencia de mis actuaciones?

Al principio, al quedarme tan solo con las palabras, muchos de los mensajes se me escapaban, mensajes por otro lado que ni la propia persona interesada era consciente de estar emitiendo, como en el caso de nuestro adolescente protagonista del anuncio.

Dicen que se puede cambiar de cualquier cosa salvo de equipo de fútbol, y ya vemos como esa aseveración es falsa, porque lo que anida en nuestro interior, tiene la fuerza de la más potente de las máquinas.

La próxima vez que no entiendas algo, algún comportamiento o algún discurso, tan solo ves más al fondo, a aquel lugar en el que yacen las ilusiones y los sueños, o tal vez los miedos y las pesadillas, porque ahí encontrarás los verdaderos motivos que me mueven.

Sí, detrás suele haber algo, aunque en principio no lo entienda ni yo mismo, aunque no lo pueda identificar, y es que es así porque me protejo de mí mismo, algo que en muchas ocasiones se revela como totalmente innecesario.

Sólo tengo que hacerme una pregunta, ¿qué es lo que podría haber detrás de eso que me sorprende, me enoja o me hiere?, conocerlo podrá rebajar sustancialmente mi estado de agitación.

¿Por qué me siento como me siento?, para conocer la respuesta deberé bajar a mi desván y quitar mis telarañas, solo así aparecerá tras el polvo el motivo real.

Publicado en Coaching, Coaching Ejecutivo, Coaching profesional, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Liderazgo, Life Coaching | Etiquetado , , , , | Deja un comentario

No todo vale, los límites son necesarios

MurallaEs algo higiénico y necesario: los límites, y es que, si no los pongo yo, serán los otros los que me los pongan, algo que ya me había pasado con excesiva frecuencia en otro tiempo, algo que ahora veo como “otra vida”

Es curioso ver como quién intenta imponerse, puede tildar de rigidez e inflexibilidad el posicionamiento de la flexibilidad hasta unos límites razonables que, en ningún caso, se pueden transgredir, so pena de pisotear mis valores de la forma más absurda, tan solo por sentirme aceptado por alguien que, francamente, no lo merece.

Un no a tiempo es una victoria de la esencia personal, en cualquier orden de la vida, ya sea en el profesional, familiar, pareja, ocio, etc.

Culpo a los demás de que me estrujan hasta la saciedad, de que se aprovechan de mí cuando, la realidad, es que esa es mi posición de víctima, dado que mi responsabilidad es respetarme a mí mismo para pedir después el respeto de los demás.

Soy yo el que debo negarme cuando considero que aquello que me es demandado, excede a los límites que he fijado, sean o no razonables para el resto del mundo, sin olvidar que la forma en que veo el mundo me faculta para hacerlo.

Contrastar el lugar que ocupo en mi lista de prioridades es un proceder higiénico para mi propia autoestima, una práctica que no debería olvidar nunca; vendría a ser algo así como la red de seguridad.

Mucho se ha hablado de la asertividad, del saber decir no y de poner límites, algo que debería formar parte de nuestra educación y que, desgraciadamente, no forma parte de los principios y actuaciones de muchas personas que se ven desbordadas por las peticiones de otros.

¿Cuántas veces más dirás Sí cuando querías decir No?, ¿cuántas veces más aparcarás tus deseos por los deseos de otros?

Mañana es tarde, ahora podría ser el mejor momento para empezar.

Publicado en Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Empresa, Esencia, Límites, Liderazgo, Valores, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Coaching, el desarrollo de una nueva y antigua disciplina

IMG_2388Ciertamente, y de ahí el título del presente artículo, el Coaching es antiguo, muy antiguo, tanto como Sócrates y la Mayéutica (450 a.c.), y su base sigue siendo la misma, la de la pregunta como principal elemento, aunque con matices desarrollados por reconocidos autores como Rogers (1961).

El psicólogo humanista, ya enuncia tres de los elementos imprescindibles para poder acompañar a alguien en su desarrollo, a saber, la comprensión empática del cliente (que no paciente), la aceptación incondicional del mismo y la autenticidad del acompañante.

Apenas 10 años más tarde, en Harvard, aparece Tim Galway con su Juego interior del tenis, la puerta que dio entrada a Sir John Whitmore a desarrollar el coaching ejecutivo y, de ahí, en resumidas cuentas, al nacimiento de la primera escuela de coaching de la mano de Thomas Leonard en 1992 y de la ICF (International Coach Federation) en 1995.

Las inexistentes barreras de entrada dieron pie a prácticas inadecuadas por parte de personas carentes de la mínima formación aunque, actualmente, vemos el regreso a los inicios, a la acogida de las universidades con metodología científica de una disciplina que, no podemos olvidar, es psicología aplicada.

¿A qué viene todo esto?, ni más ni menos que a disfrutar con la docencia en coaching en entornos universitarios, a compartir conocimientos y experiencias con personas ávidas de provocar transformación en sí mismas y en otras.

La toma de conciencia llegó con la foto que ilustra estas líneas, trabajando con el grupo de alumnos del MCLP (Master en coaching y liderazgo personal de la Universitat de Barcelona) en la Sala Gesell de esta institución.

Lejos de ser una formación superficial, el Master está basado en disciplinas tales como el autoconocimiento, la sistémica, las competencias de la ICF, el neuroliderazgo, el mindfulness, el coaching ontológico o el de equipos, como veis, un coaching ecléctico que permite el aprendizaje y la integración de las competencias básicas en los participantes.

Que este sustrato teórico sea llevado a la práctica y a la creación de un modelo como el de la UB, habla del retorno a las raíces, al empirismo y la investigación, sin descuidar por ello la práctica en entornos tan dispares como el entorno empresarial o el educativo.

Hoy podemos decir que el coaching ha pasado de sus primeros balbuceos a las frases consistentes y con sentido y, de algún modo, a un No todo vale.

Publicado en Coaching, Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Coaching profesional, Empresa, Equipos | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Coaching ejecutivo

avatar-conexiónEl pasado viernes facilitaba una Master Class sobre esta temática, en la que expuse mis experiencias al respecto, la verdad es que los aprendizajes de todos nosotros fueron muchos, y es que nada como un auditorio curioso para que todos salgamos de ella con nuestras mochilas del conocimiento algo más llenas.

Lejos del oscurantismo de personas que nada aportan a esta forma de vida y profesión a la vez, los coaches ejecutivos solemos ser personas con una dilatada experiencia en posiciones directivas, algo que nos permite una mejor comprensión del discurso de nuestro cliente, cosa no poco valiosa.

Además de la experiencia, nos hemos formado en escuelas y/o universidades, nos mantenemos al día en las innovaciones que van apareciendo en el mercado y solemos estar certificados por organizaciones como la ICF.

Ya tenemos la experiencia y la formación, la tercera incógnita de la ecuación será contar con unas referencias que permitan a nuestro cliente sentirse en buenas manos, y todo esto no servirá de nada sin el último y más importante requisito: conexión, es decir, complicidad y confianza.

La complicidad y confianza van a permitir a nuestro cliente entrar en una dimensión que posiblemente sea desconocida: la apertura, porque tal es el estado en el que se desarrolla un proceso de coaching ejecutivo si queremos sacar todo el partido posible.

A lo largo de mi trayectoria he visto muchas barreras caer, muchos tabús desvanecerse y, especialmente, muchos comentarios que, de salir a la luz, no serían considerados políticamente correctos, con todo lo que ello implica.

No se trata de hacer magia, se trata de que nuestro cliente llegue a ver sus posibilidades, tantas veces ocultas tras toneladas de creencias, miedos e inseguridades que, convenientemente trabajados, van desapareciendo como si de una fina bruma se tratara.

Iniciaba este post hablando de la master class y me gustaría acabarlo haciendo mención de una clase muy parecida facilitada, hace unos días, en el MCLP de Panamá, en la Ciudad del Saber donde, a la temática, se sumó el mestizaje cultural y la diversidad de todo tipo, salvo en las inquietudes y los intereses de los participantes, parecidas en todos los casos.

Quien lo haya probado os podrá hablar de su experiencia, una experiencia que, desde el otro lado de la mesa, resulta siempre enriquecedora, si y solo si, se produce la conexión.

¿Preparados para el viaje?

Publicado en Coaching Ejecutivo, Coaching profesional, Empresa, Liderazgo, Transformación | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario