Talento oculto

IMG_3042

Fotos: Jordi Vilá

¡Cuánto talento oculto tras unas falsas creencias! Es increíble descubrir todo ese talento agazapado, dispuesto a saltar en cuanto la persona decida despojarse de unos pudores que no hacen más que poner cortapisas a maravillosas creaciones.

Una poetisa que enamora con sus textos, un pintor que, lejos de exponer su obra, la oculta tras sábanas de vergüenza y rubor, libros que no ven la luz deslumbrados por su propia oscuridad.

También en el mundo de las organizaciones vemos ese pudor, quizás alentado por directivos temerosos de que el brillo ajeno les eclipse y lo diluyen en la crítica exacerbada del error, en el ridículo de aquellos que les podrían hacer sombra.

¿Cuánto arte, cuanta eficiencia, cuánta obra disfrutaríamos si esas capas de miedo, vergüenza o pudor cayeran?

Esos resquemores es posible que lleven años y años gestándose, quizás una palabra desafortunada del entorno más cercano, una crítica a destiempo por parte de un referente o simplemente una nula tolerancia a la frustración van construyendo esas murallas que, a buen seguro, puede ser derribadas, aunque eso sí, con el precio del desasosiego.

En una tertulia radiofónica un ilustre y reconocido escritos contestaba a la pregunta –¿qué es buena literatura? – con una frase sencilla y cargada de sentido – la buena literatura es la que a ti te evoca emociones, la que a ti te gusta –

Esa frase sencilla, demoledora y contundente dejó una profunda huella en mí, y es que nadie debería avergonzarse de que sus escritos no se parezcan a Joyce, Bécquer o Shakespeare, sus pinturas a Murillo o Degas o su escultura a Botero o Rafael.

El deseo de expresar, la fortuna de hacerlo y el privilegio de disfrutar de esas obras es algo a los que todos deberíamos tener acceso, así que no nos prives de ello y, por favor, comparte con tu entorno y con el mundo tus inquietudes, sea en la forma que sea.

¿Cuándo me dejarás disfrutar de tu obra impresa, colgada o moldeada? ¿cuándo me premiarás con tus ideas y decisiones? ¿cuándo te dejarás ser tú y se lo contarás al mundo?

Anuncios
Publicado en Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Emociones, Empresa, Esencia, Felicidad, Liderazgo, Life Coaching, Transformación, Vida | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Lo que toca

los-santos-inocentesEstudiar, sacar buenas notas en el Insti o en el cole, ser un pelín díscolo en la adolescencia, lo justo para no molestar demasiado, pero tampoco en sentido contrario para no ser un bobalicón.

Luego los estudios superiores, si los hay, la Uni siguiendo, o no, la tradición familiar o los deseos velados de los progenitores, aquel deseo incumplido que debe cumplirse en carne filial.

Después vendrá un trabajo, aquel para el que se recibió la formación, un trabajo estable, de los de “para toda la vida”, que decían los abuelos, ignorantes que en estos tiempos eso deviene una quimera.

…Y no hay una vida como manda la ortodoxia sin una pareja, nada de soltería, que si alguien está en soledad es porque tiene algo raro.

Tras ello, hijos, la perpetuación de la especie, no sea que caigamos en la autocomplacencia y el egoísmo, tantos como manden los cánones.

Todo esto es lo que toca, es lo que hace, en teoría, que lleves una vida ordenada (los trapos sucios se lavan dentro), digna de ser vivida, aunque… ¿vivida por quién?

Veo en demasiadas ocasiones que lo que manda la ortodoxia no crea más que frustración y ansiedad, que lo que toca no es más que un inmenso teatro, personas que llegan a hacer un proceso de coaching porque sienten que quieren vivir su vida y no saben cómo hacerlo.

Personas a las que, desde fuera, catalogaría la sociedad como brillantes, se sienten vacías, como si vivieran esa vida desde la barrera, siempre tratando de vivir en la corrección, quizás una vida pequeña, pero en la corrección, en “lo que toca”, no sea que entremos en la categoría de los “raritos”.

El problema viene porque compramos una idea de éxito compuesta por una serie de elementos arbitrarios, configurados por la cultura en la que estamos inmersos y, ¿qué pasará si mi idea del éxito es distinta y no la estoy viviendo?

¿Qué es lo que querrías cambiar?, no temas hacerlo, cierto que pagarás un precio, y también cierto que tendrás una recompensa, y que las responsabilidades adquiridas son tuyas y de nadie más.

En su día lo hice y la verdad es que muchas cosas cambiaron y, aunque en un principio pensé que sería para mal, después pude comprobar que era para bien y que no hay crecimiento sin riesgo.

¿Cuál es tu idea de una vida plena?

Publicado en Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Felicidad, Life Coaching, Sociedad, Transformación, Valores, Vida, Zona de confort | Etiquetado , , , , , , , , | 1 Comentario

Cambio y transformación

IMG_3066

Fotos: Jordi Vilá

¿Cuántas veces pensé que no sería capaz?, posiblemente cientos, años y años de hacer las cosas de determinada manera y de golpe quiero cambiarlo y hacerlo de otro modo, así de fácil, así de imposible.

Las cosas pueden cambiar de hoy para mañana, cierto, pero cambiar significa que pueden volver atrás y precisamente lo que busco es más profundo, porque de nada me sirve liderar de otro modo y al cabo de un par de meses volver a las andadas.

A ese cambio sostenible le llamo transformación, porque enraíza en lo más profundo de mi esencia de líder, busca las rutas neuronales y las cambia a través de la constancia, del machaque, de salir de mi zona de confort, y entonces aquellas costumbres aquella frase “él es así”, poco a poco van perdiendo sentido y se pierden en el cajón del olvido.

Quien diga que este es un camino fácil os engaña, porque no lo es, es más, es tremendamente complejo y doloroso ya que me hace cuestionar verdades que hasta el momento eran irrefutables, me sitúa en el borde del abismo de la incertidumbre, en la zona de pánico, lo que los marinos de la edad media situaban en sus cartas con dragones, y es que hasta ahí llegaba el mundo conocido.

La tentación de dejarlo es continua, ¡era tan fácil antes!, solo era cuestión de dejarlo como estaba, ya funcionaba y me permitía una travesía plácida, aunque me impedía ir más allá de los dragones de las cartas marinas, que es lo que verdaderamente me impulsó a ir más allá de mí mismo.

Me recuerdo una y otra vez que llegará un momento en que la travesía del desierto llegará por fin al oasis y, tras este, a nuevos paisajes que me permitan mayor crecimiento, mayor desarrollo.

La transformación precisa de cambio, el cambio es efímero, la transformación es duradera, la primera se nutre del esfuerzo, la segunda del impulso momentáneo, del “pronto”.

La continua búsqueda de mi mejor versión, hacer sitio en mi mochila, desaprender para dar entrada a lo nuevo, rascar la piel muerta para que pueda surgir la nueva, en definitiva, poner en duda todo aquello que en su día fuer dogma, verdad incontestable.

Los niños tienen mayor capacidad de aprendizaje porque no limitan su pensamiento, las escobas vuelan y los cubos bailan, como existe el andén 9 y ¾   que lleva a un mundo desconocido, ¿imaginas cómo sería una forma de pensar que aceptara todo eso como posibilidad?

¿Seré capaz?

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Empresa, Esencia, Liderazgo, Life Coaching, Transformación, Vida | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Vulnerable

IMG_3326

Fotos: Jordi Vilá

– No quiero que me vean triste, no quiero que me vean dubitativo – me dices con congoja.

– Eso me quitaría toda la autoridad – afirmas con rotundidad

– ¿qué te hace pensar eso? – te pregunto

Y ahí y solo ahí, aparece la palabra: vulnerable, y es entonces cuando empiezas a estirar verdaderamente de lo que te preocupa, no es otra cosa que tu vulnerabilidad; tú, cuya fortaleza nunca ha sido puesta en entredicho y que es fuente de tu orgullo.

Tú, con ese carisma, con ese prestigio, con ese estatus, no puedes permitirte mostrarte débil, y es entonces cuando escondes tu parte más humana entre risas, bromas, estallidos de ira o mal humor, todo con tal que no mostrar esa parte de ti que, por más que quieras, también te define.

¿Cómo tu familia, tus amigos, tus colegas o empleados van a respetarte si te saben débil? Tremenda creencia que tanto daño te hace y tan arraigada está en ti.

Y un buen día descubres que necesitas mostrarte tal como eres, pero no haciendo un striptease emocional ante cualquiera, sino ante aquellas personas en las que más confías, y descubres que decir no sé o lo siento, lejos de minusvalorarte ante la gente que te aprecia, te hace más humano y provoca aproximación.

Es como si una pesada carga cayera de tus hombros… y también de los de las personas que te acompañan en este trayecto llamado Vida, es muy pesado relacionarse con personas que en ningún momento muestran vulnerabilidad.

Acabas descubriendo que deshacerte de esa carga resulta liberador y que, lejos de las consecuencias que esperabas, provocas exactamente las contrarias, donde esperabas rechazo encuentras proximidad, respeto y cariño.

En una pareja es necesario conocer el sufrimiento del otro, en una relación profesional los colaboradores, jefes o pares, necesitan saber las áreas en las que tienes mayores dificultades, ese será el único camino para poder colaborar desde una relación igualitaria y enriquecedora.

¿Qué necesitas para empezar a mostrarte tal cual eres?

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Empresa, Esencia, Felicidad, Life Coaching, Transformación, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

Secuestro permitido

IMG_2883

Fotos: Jordi Vilá

Huelga de metro durante tres meses en Barcelona, cada lunes.

30 de mayo, llego al aeropuerto de Barcelona tras un vuelo de 14 horas procedente de Chile y mi sueño era tomar un taxi para llegar a casa, desgraciadamente, huelga de taxistas que me hace descubrir que puedo trasladarme en tren por 1 viaje de mi bonobus (0,95€), contra los 34€ que me costó el último Taxi al aeropuerto.

4 de agosto, tras todo un año trabajando, llego al aeropuerto del Prat con 4 horas de antelación y casi pierdo el vuelo ya que los señores trabajadores de ¿Seguridad? de Eulen se consideran explotados. Miles de personas condenadas y pisoteadas por el derecho de unos pocos, de hecho, hoy oigo que la van a repetir a partir del próximo 10 de septiembre, así lo han decidido 115 de los 350 empelados, ¿el usuario?, ¡me da igual!

Lo del metro simplemente no tiene nombre, en lo del Taxi he podido ver que alguien con sentido común ha decidido impulsar mejoras con la propuesta de hacer más atractivo el servicio a partir de la App Mytaxi. La verdad es que en un mercado competitivo, lo que provocó en mi la huelga fue el deseo de no volver a contratar uno e ir a servicios alternativos como el tren, Cabify o Huber.

¿Qué tal mimar al cliente y hacer que ni de broma me plantee cambiar el servicio de Taxi?, coches más nuevos, taxistas más amables y serviciales conocedores de la ciudad, etc. Privarme del servicio me incentiva a buscar alternativas y, créanme, una vez perdida una posición en el mercado, recuperarla se hace extremadamente complejo sino imposible.

Lo del aeropuerto no tiene nombre, las fotos que ilustran el presente artículo fueron tomadas en la T2 del aeropuerto de Barcelona a las 7:15 de la mañana (había llegado a las 5:00 para un vuelo que salía a las 9:00). A la huelga, que en principio tan solo duraba una hora, se añadió la prepotencia y desfachatez de unos sujetos que aún no han entendido que prestan un servicio.

¿Qué trabajan muchas horas? ¿qué se incumplen los convenios? ¿qué van estresados?, la ley vigente no permite ese tipo de trato a los trabajadores, así que la denuncia ante la inspección puede darles un buen resultado.

Las colas de horas de espera que se produjeron hacían campo abonado para que ocurriera cualquier desgracia.

Antes de plantearse una huelga, platéense soluciones alternativas, aunque ese tipo de secuestro esté permitido, no esperen una mirada de comprensión por parte de la inmensa mayoría de usuarios, que sea legal no implica que sea ético.

¿Dónde acaba su libertad y dónde empieza la mía?

Publicado en Cambio, Empresa, Equipos, Límites, Liderazgo, Trabajo en equipo, Transformación, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Horizonte

IMG_3340

Fotos: Jordi Vilá

En un viaje este verano a Aarhus, Dinamarca, tuve una interesante conversación con una persona que lleva más de 20 años viviendo en aquella ciudad, en la que me expuso los tres principios por los que se rige la ciudad danesa:

  • No robar.
  • No mentir.
  • No pegar.

Según comentaba vulnerar cualquiera de estos tres principios tiene graves consecuencias para el transgresor, por lo que la tranquilidad y honestidad es algo que, puedo asegurarlo de primera mano, se palpa en el ambiente.

He tenido que esperar una semana para poder escribir este artículo, y es que los atentados ocurridos en Barcelona y Cambrils me impactaron sobre manera, hasta que recordé la conversación con esta persona.

Hacen falta más cajas de besos y abrazos y menos violencia, más honestidad y tolerancia y menos radicalismos, más generosidad y menos egoísmo, tanto los ocurridos como los que vemos de forma cotidiana en esta sociedad española que nos es dado vivir.

Las fotografías que ilustran el presente escrito fueron tomadas, la una en la propia ciudad de Aarhus, donde se pueden ver las bicicletas sin atar (¿quién lo haría en este país nuestro?), la otra tomada ayer mismo en Las Ramblas Barcelonesas.

Nuestro mundo ha quedado privado de 14 personas maravillosas, desde Estados Unidos hasta Australia, en sus familias hay un hueco que nada ni nadie podrá reemplazar, hagamos que no sea en vano, recordemos este suceso como el que debe ser el último de esta locura colectiva que estamos viviendo, frenemos la intolerancia y demos entrada a la reflexión.

Es indiferente que el terror se produzca en Yemen, España, Reino Unido, Francia, Bélgica, China, Irak o Venezuela, todos somos seres humanos, por más que algunos se empeñen en adoctrinar en lo contrario.

Ahí queda una caja de besos, que también podría ser una caja de tolerancia, de abrazos, de diversidad, de… todo aquello que nos permita poder ver que son más cosas las que nos unen que las que nos separan.

¿Qué puedo hacer yo, qué puedes hacer tú para evitar que haya un nuevo hueco en otra familia?

Publicado en Emociones, Límites, Sociedad, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

Pensar en grande

El Bund

Fotos: Jordi Vilá

En alguna otra ocasión hemos hablado en estas páginas de pensar en grande, de atreverme a pensar de un modo distinto, no se trata de ir a mis antípodas de viaje o de hazañas inalcanzables sino, más bien y según mi hipótesis, de atreverme con cosas con las que tengo las capacidades para atreverme.

¿Quién dice que no puedo montar un negocio, iniciar aquel proyecto o pedir aquel perdón que durante tanto tiempo me ha mantenido lejos de alguien querido?, para mi eso es pensar en grande.

Ignoro el motivo, pero el hecho es que estos días me ronda la cabeza una idea que durante mucho, mucho tiempo, me tuvo sin dormir y que quedó en el país de las ideas porque no me creí capaz de llevarla a cabo y hoy, ya sería inviable puesto que las organizaciones a unir simplemente no existen.

Se trataba de una fusión de empresas, una fusión de empresas que tal vez, y solo tal vez, hubiera permitido que ambas subsistieran, aunque hay que decir en mi favor que eran épocas de vacas lecheras y los egos no es que fueran superlativos, es que ocultaban el sol.

En aquel momento simplemente no me vi capaz ni tan siquiera de proponer una idea que hubiera permitido que todos ganaran, organizaciones y personas, hoy con el paso de los años, tendría claro el camino, aunque a toro pasado es fácil convertirse en adivino.

Aquel error me llevó posteriormente a poderosos aprendizajes que me llevaron a otros errores y también a grandes aciertos, como el proyecto actual, que me está permitiendo disfrutar como nunca antes lo había hecho.

Habrá quien entenderá aquella falta de decisión como un fracaso, yo la considero como el aprendizaje necesario para todo lo que llegó después, no se trata de ver el fracaso, sino el aprendizaje que surge del error.

Me queda claro que quiero pensar en grande, que quiero tomar esa decisión, deshacerme de esa carga y abrazar la vida que quiero, tanto personal como profesionalmente, y es que Vida solo hay una, al menos de momento, así que más vale saborear cada momento.

Si pensaras en grande, ¿qué sería lo que harías al acabar de leer estas líneas?

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Trabajo en equipo, Valores, Vida, Zona de confort | Etiquetado , , , , , , | 1 Comentario

Quién quiero Ser

viaje-al-infinito

Fotos: Jordi Vilá

Días de descanso, en mi caso, días de reflexión y paz interior, momentos en los que la quietud interior me transporta en múltiples direcciones, en estas épocas ha sido en las que he conectado conmigo mismo y me he permitido volar hacia quien quería Ser, tomando las decisiones más trascendentes.

Son muchos los destinos que se forjan en estos periodos de descanso, momentos en los que me permito volar alto, pensar en grande, algo que no es más que ampliar mi zona de confort, pensar que hay pocas cosas que sean, de verdad, imposibles y que lo que separa un sueño de un objetivo es, tan solo, el horizonte temporal y la autoconfianza.

Hubo tantas creencias que me ataron a un presente gris, que la nueva paleta de colores que estrené me permitió pintar una realidad teñida de arco iris.

Ver la Vida así, con mayúsculas, como un camino a transitar en el que cada punto puede ser apasionante, por su aventura, por su alegría, por su tristeza, sin menospreciar ni tan siquiera uno de ellos.

Recuerdo un compañero de promoción que me dijo literalmente “no me hables de tomar las riendas de mi vida, eso son chorradas” y, con el paso del tiempo, fue descubriendo que él y solo él era el responsable de su estado, bueno o malo y que podía dar giros insospechados si tenía la valentía de hacerlo.

Estos son unos buenos momentos para platearme cuál es el giro que quiero dar, o si quiero continuar en este mismo camino, lo importante será tener consciencia de ello y no refugiarse en el tan cacareado destino, del cuál somos los únicos dueños.

¿Qué persona quiero Ser?, esta es una buena pregunta que me ayudará a explorar mis ideales como persona, como profesional, como pareja, como amigo, como…

El presente y el futuro están en mis manos, es cierto que el pasado me condiciona, pero en ningún caso me determina así que ¿quién quiero Ser?

Publicado en Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Esencia, Transformación, Valores, Vida, Zona de confort | Etiquetado , , , , , | Deja un comentario

El cliente como embajador, el trabajador como catalizador

DSC00364

Foto; Jordi Vilá

Podrá parecer mentira, pero no hay mejor embajador que el cliente satisfecho, especialmente si ha existido algún contratiempo en su experiencia.

Y para que el cliente experimente esa sensación es necesario que, a la vez, los empleados de la empresa, sea del tipo que sea, sean a su vez los catalizadores de la empresa ante el cliente, es decir, sientan ese orgullo de pertenencia al que tanto se alude y por el que tan poco se hace.

Recientes experiencias me han llevado a sentirme importante para mi interlocutor en algunas organizaciones, consiguiendo sus colaboradores que me quedara con ganas de repetir y, además, de contarlo a mis círculos… no hay mejor publicidad que aquella que no es pagada.

Experiencias con organizaciones pequeñas y grandes, como Cinesa, Apple, Amazon, Nominalia, HP o Viajes El Corte Inglés me llevaron a percibir que yo, el cliente, era importante para ellos, que amaban lo que hacían y se sentían a gusto trabajando para sus compañías.

Estas realmente han generado el deseo de repetición, lejos de otras que han provocado exactamente lo contrario, ¿las causas?, malas respuestas, prepotencia, picaresca, etc. Y que no merecen más espacio en estas líneas.

¿Qué diferencia a las primeras de las segundas?, por lo que he podido observar, los que catalizan nuestra experiencia son los empleados y, por tanto, aunque sea por un mero sentido de crecimiento corporativo, cuanto más te preocupes por ellos, cuanto más veles por su crecimiento y desarrollo, mayor va a ser el beneficio que obtengas.

Creerme si os digo que, en estos últimos 15 días, he tenido maravillosas experiencias con personal de las empresas mencionadas, desde la devolución de unas entradas, al soporte de las personas del SAT o del personal de ventas.

Y eso no es café para todos, identificar las palancas que mueven a una persona y ayudarla en su desarrollo es la más segura de las inversiones, sin caer en la falacia de que aquello que a mí me motiva, motivará también a otros… ¡o no!

– ¿Qué es lo que esperas de mí? ¿cuáles son tus objetivos personales? – dos preguntas simples que nos pueden ayudar a abonar el terreno de la motivación y, por tanto, a conseguir profesionales más comprometidos con un proyecto común.

¿Vamos por ello?

Publicado en Crecimiento, Transformación, Valores, Vida | Etiquetado , , , , , , , , , , , | 1 Comentario

Resiliencia

De nuevo te voy  a pedir que inviertas algo menos de 2 minutos en ver este vídeo y después sigas leyendo:

RESILIENCIA from Andres Mendez on Vimeo.

Si voy a la etimología de la palabra veo que proviene de la raíz latina resilio, cuyo significado es volver atrás, rebotar o resurgir, entre otras.

Si tomamos la descripción de Ingeniería, nos habla de la propiedad de los cuerpos para retornar a su estado original tras la aplicación de una fuerza, si hablamos del desarrollo de personas, su significado se centraría en la “capacidad de un grupo o personas de afrontar, sobreponerse a las adversidades y resurgir fortalecido o transformado” (Forés, A. Y Grané, J. 2008)

Hay personas que saben extraer hasta la última gota de aprendizaje de todo aquello que les sucede, conscientes de que está en ellas la capacidad de obtener beneficios de lo ocurrido, otras, por el contrario, ponen el locus de control en el exterior, y se ven impedidas de avanzar.

Hay quien dice “con la vida que he tenido”, “con las cartas que me han dado” y, si bien es cierto que el pasado condiciona, en ningún caso determina y somos los amos de nuestro futuro si así lo queremos, aún y con las más adversas condiciones, como en su día demostraron Nelson Mandela, Mar Cogollos, Viktor Frankl, etc.

Estos últimos nombres son representativos, el político capaz de perdonar 27 años de encarcelamiento, la presidenta de la asociación de enfermos medulares o el psiquiatra superviviente de los campos de exterminio nazis, pero si miro a mi alrededor veo resiliencia allá donde voy, en mi amigo, mi compañero, mi vecina, o mi maestra.

No se trata de negar lo obvio, como el sufrimiento tras una desgracia, y sí de transitar el duelo y responderme a algunas preguntas ¿qué puede haber de bueno en todo esto? ¿qué mensaje tiene para mí? ¿qué aprendizaje puedo obtener?

Una cliente, víctima de un error médico que supuso para ella una grave disfunción física, me confesaba que fue entonces cuando empezó a vivir realmente, ya que aquello la puso en la disyuntiva de sacar lo mejor de sí misma o auto compadecerse de por vida, ¿adivinas cuál fue su elección?

Ejemplos hay muchos, y no hace falta ir muy lejos para ver cómo podemos sacar fuerzas de flaqueza, como personas corrientes como tú o como yo somos capaces de ir más allá aunque, eso sí, con un apoyo de nuestro entorno, puesto que es algo consustancial a la resiliencia.

Autores como Víktor Frankl o Santiago Alvarez de Mon han relatado experiencias muy enriquecedoras. El primero construyó la logoterapia y, a la hora de tratar a sus pacientes, les preguntaba el motivo por el cual no acababan con su vida y, de su respuesta, estiraba hasta que la persona remontaba.

Como él mismo apuntó, “si conoces el por qué, soportarás cualquier como” (Frankl, 1979)

Otras realidades son posibles, por complicadas que puedan parecer las circunstancias, y lo que hoy es oscuridad, mañana puede ser luz, si luz es lo que busco.

Publicado en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Límites, Life Coaching, Transformación, Vida | Etiquetado , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario