Gestión emocional

Emoción ira - RobinHiggins

Fotos: Geralt y RobinHiggins para Pixabay

Las emociones llegan para avisarnos de que algo quiere pasar, algunas son placenteras y otras displacenteras, en ningún caso positivas o negativas, puesto que tienen un carácter adaptativo, es decir, nos ayudan a adaptarnos al medio.

Dejarlas campar a sus anchas nos puede traer no pocos problemas, igual que no aceptarlas, en ambos casos vamos a encontrar desordenes de la personalidad y problemas en nuestras relaciones.

No se trata tanto de controlarlas si no de gestionarlas, dejar que lleguen, nos cuenten el mensaje que tienen para nosotros y dejarlas ir sin retenerlas, adaptando nuestro comportamiento según convenga, lo contrario será permitir que la emoción nos gestione a nosotros, cosa harto problemática.

Si presto atención veré muchos estallidos emocionales a mi alrededor, personas que, lejos de la madurez pretendida, aún habitan en esa niñez en la que expresar de forma llamativa la emoción es su forma de relacionarse, prescindiendo del impacto que esa expresión pueda tener.

Esto ocurre tanto a nivel personal como profesional, las emociones no entienden de ecosistemas, se presentan cuando entienden que son necesarias, que siempre lo son, y está en nuestra mano darles la bienvenida de una forma sana.

En las relaciones, sean estas cuales sean, los estallidos emocionales tienen consecuencias, relaciones que se degradan por esos estallidos de rabia, promociones que se descartan, oportunidades que se esfuman, de ahí la necesidad de, en primer lugar, conocerse bien, ya que las emociones suelen avisar a un nivel visceral, nuestro cuerpo avisa de su llegada.

Por otro lado, tengo la potestad de reaccionar, si me conozco y sé que llega una emoción que debo gestionar por mi bien y el de mi entorno, voy a querer reaccionar de una forma ajustada al estímulo.

Cuando trabajo con líderes lo que observo en ellos no es que sean témpanos de hielo, es que saben gestionar esas emociones, son capaces de mostrar su vulnerabilidad, está claro que no son personas insensibles, lo que hacen es adaptarse.

Cuando vemos alta rotación en una organización, sea del tipo que sea, ¿cuáles suelen ser los motivos?

Crear un ambiente saludable está en mi mano, como lo está crear un ambiente tóxico, ¿cuál de ellos va a reportarme mejor retorno? ¿qué precio estoy pagando por cada uno?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Emociones, Felicidad, Liderazgo, Life Coaching, Vida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.