Cuando no comunicar es imposible y la escucha se realiza con todo el cuerpo

Sí, lees bien, es imposible dejar de comunicar, todo el tiempo estamos comunicando aunque nos empeñemos en no hacerlo y, curiosamente, es entonces cuando nuestro silencio grita. Veamos la forma en que lo expresa David Matsumoto en un vídeo de algo más de 4 minutos patrocinado por BBVA:

Los microgestos enunciados por Paul Ekman, como Ventana de las emociones universales, o la corporalidad explorada a fondo por Allan y Bárbara Pease, nos hablan de ello, por esa razón nuestra escucha deviene fundamental cuando ejercemos el rol de directivo, docente, padre, amigo, etc.

Cierto, el silencio grita, y lo hace mediante la corporalidad, o lo hacen palabras que a priori pudieran sonar neutras y que su paraverbalidad les confiere rango de urgencia o importancia, no debemos olvidar que la palabra transmite el 8% del mensaje, los elementos para verbales el 38% y el lenguaje corporal, el 55 por ciento restante.

Démonos cuenta que la misma frase expresada en un tono u otro, confiere significados por completo diferentes, por tanto, ese mensaje terminado en un suspiro, enfatizando esta o aquella palabra, el tono de voz, etc., hará que el interlocutor la perciba con importancias dispares.

Quiero ser consciente de la forma en que comunico, los auditorios sin distintos y, para llegar en la forma en que quiero, deberé considerar como transmito mis ideas, sentimientos o conceptos, siendo bien consciente de que una cosa es lo que quiero transmitir, otra lo que realmente transmito y una tercera que por completo podría ser distinta, lo que percibe mi interlocutor.

Fruncir el ceño, cruzar los brazos, sonreír ni que sea interiormente, alzar la ceja o rascarme la nariz da mucha información a mi interlocutor, es decir, comunica.

El ser humano es gregario por naturaleza, eso quiere decir que necesita comunicarse desde el momento de su nacimiento, nosotros podemos escoger el modo en que lo hacemos, no es necesaria más que una escucha en un nivel profundo para saber modular nuestro mensaje.

Callar es comunicar

 

Foto de Juliaorige para Pixabay

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Life Coaching y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.