Líder Coach, el liderazgo que viene

Mucho se ha hablado del Líder-Coach y aún más se va a hablar, ya que hay una clara tendencia hacia este tipo de gestión del liderazgo en las organizaciones en este primer cuarto del siglo XXI.

En este vídeo podemos ver en que consiste la forma de actuar de un líder coach:

El término puede resultar novedoso, no tanto el contenido del mismo, ya que de lo que estamos hablando es de un líder con un profundo interés por las personas a las que está sirviendo, un líder que prima el desarrollo de sus colaboradores sobre el lucimiento personal.

“Los líderes coaches no dan ordenes ni dicen lo que hay que hacer, sino que saben escuchar activamente y hacer preguntas que llevan a la reflexión. Entender las motivaciones de los colaboradores es el primer paso para diseñar un Plan de Desarrollo personalizado” (Pastor, J.C. 2018).

Este es un concepto disruptivo en el que la confianza en el colaborador es fundamental, y aquí es dónde las competencias de coaching empiezan a tener un sentido para los líderes, y podríamos resumirlas en: escucha activa, empatía y gestión de las emociones.

Y digo que no es nuevo porque ya hay autores que han trabajado sobre ello como Hunter (1996), Blanchard (2005) o el propio Cubeiro (2001), ellos reflejan como la pirámide se invierte y es el Líder el encargado de servir a los equipos a su cargo, para lo que son necesarias grandes dosis de humildad y la seguridad de que el conocimiento está en el colectivo.

He tenido la suerte de contribuir al aprendizaje de algunos directivos que han dado un giro convirtiéndose en auténticos Líder-Coach, personas que han sabido desaprender de conceptos más autárquicos, para abrazar otros más colaborativos, a fin de cuentas, más vale una buena idea de un colaborador que una idea brillante de su jefe, y en la involucración y resultados veremos la diferencia.

El líder Coach no busca el lucimiento personal, busca la creación de nuevos líderes, y es por ello que podremos verlos interesándose por aspectos que otros no considerarían ni de lejos.

Cuando era pequeño me enseñaron a “tratar a los demás como a mi me gustaría ser tratado”, con el tiempo aprendí a “tratar a los demás como quieren ser tratados”, un pequeño matiz que supone una gran diferencia.

¿Confío lo suficiente en mí mismo como para confiar en los demás?

 

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Coaching Ejecutivo, Empresa, Liderazgo, Transformación y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.