La puerta del cambio se abre desde dentro

IMG_4279

Fotos: Jordi Vilá

Sí, sí, ya sé, quien lea esto pensará que no va con él o con ella, pero me han contado que, por ahí fuera, estas cosas ocurren, y no son un asunto ligero…

Tanto si hablo de mi mismo como del colectivo en el que estoy inmerso, las causas de mis desgracias están,  principalmente, fuera, bien en el mercado, la legislación, el entorno, mi jefe, el Consejo, … y algunas más que ahora no me vienen a la memoria.

Pero ¿que ocurriría si mirara hacia dentro? hacia aquello que sí depende de mi, a lo mejor descubriría que es precisamente mi actitud la que puede convertir esas amenazas en oportunidades, esas debilidades en fortalezas, nada más que mi actitud, incluso cuando hablo del colectivo, y es que si yo cambio, todo a mi alrededor empieza a cambiar, ni un segundo antes.

Muchas peticiones se hacen como un brindis al sol, frases como “si cambiara la ley” “si el ciclo económico fuera más favorable”, si el consejo me aprobara los recursos”, siempre con el condicional, ignorando aquello que decía un buen amigo:“ojo a lo que pedimos, no sea que los dioses concedan”

Por más que lo exterior cambie, si mantengo mis actitudes en el estado del victimismo, difícilmente voy a poder aprovechar la situación, es muy simple: la puerta del cambio se abre desde dentro, y no existe una llave maestra que pueda hacer que se abra desde fuera.

Formularse preguntas del tipo ¿qué puedo hacer distinto en este entorno? ¿de qué otra forma podría relacionarme con el equipo? ¿qué necesita de mi? ¿qué otros retos he superado?, puede llevarnos a nuevas soluciones, a nuevas formas de ver el mundo.

Al fin, la mayor parte de cosas se reducen a la Actitud más que a la aptitud, y las cosas no ocurren por casualidad o, si quieres, sí ocurren por una casualidad causal.

Echar las culpas fuera está bien momentáneamente, pero tiene que ser tremendamente doloroso ver que mi vida depende de factores externos, algo que ya Viktor Frankl enunció en su obra “El hombre en busca de sentido”

¿Quieres cambios? Mira primero que hay que cambiar en el interior para poder ver los cambios reflejados ahí fuera.

¿Quién quiero ser a partir de ahora?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, creencias, Empresa, Equipos, Límites, Life Coaching, Transformación, Vida y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.