Experiencia de cliente

IMG_6306

Fotos: Jordi Vilá

Un error lo puede tener cualquiera, en diseño, fabricación/prestación de servicio o atención al cliente, y cuando esto ocurre es importante una actuación rápida para paliar los posibles daños que se hubieran producido.

Pongo un ejemplo, el pasado mes de abril compraba un reloj de la marca Swatch en la tienda que la marca tiene en el aeropuerto de Bogotá, con el follón del viaje extravío el ticket de compra y con ello la garantía, no obstante, la reputación de la marca y los códigos existentes en el reverso del reloj me dan tranquilidad, a fin de cuentas, es de fabricación suiza.

Como podéis ver por la foto que acompaña el post, hay un error de fabricación y el segundero se desprende. – No pasa nada – pensé – es suizo y esta marca supongo que cuidará a su cliente

Bien, pues nada más lejos de la realidad, en los puntos de venta se desentienden porque no aporto dos papeles que parecen tener más importancia que sus códigos grabados en la tapa del producto, su respuesta por correo electrónico desde su servicio de atención al cliente es la misma y, mi sensación, la de haber comprado un mal producto de una mala marca, a la luz de sus respuestas.

Ejemplo contrario, un problema con un producto Apple, llamada al servicio de asistencia y corrección inmediata con el envío de un nuevo producto con los portes pagados, tengo algunos ejemplos más de este tipo en diversos sectores tan dispares como la hostelería o el retail de calzado, con el resultado de ganar un cliente de por vida.

En el tema del calzado, una vendedora desaconsejó un producto a mi esposa ya que habían tenido algunas devoluciones por mala fabricación, con lo cual, la ganaron como cliente perdiendo una venta puntual, ¿adivináis dónde compra ahora su calzado?

La experiencia del cliente va a marcar la vida de una marca, ya sea de producto o de servicio y, en el caso que apunto, está claro que me han perdido como cliente y que, obviamente, no voy a recomendar sus productos.

Solucionar el malestar del cliente puede ser la mejor forma de conservarlo y transformar una mala vivencia en la mejor de las experiencias, con el consiguiente resultado de propagación de la excelencia en el servicio.

En ocasiones, ahorrar unos céntimos puede hacer perder lo más preciado para una marca: su prestigio.

¿Ganar unos dólares o mantener el prestigio de marca?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Coaching Ejecutivo, Empresa, Límites, Transformación, Valores y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .