Herramientas y virtuosismo

fullsizeoutput_1201

Fotos: Woman1907 y Jordi Vilá

Lo tengo claro, si me dejaran conducir el coche de Fernando Alonso, posiblemente se me calaría en cada esquina, pese a llevar más de 35 años conduciendo, si un ebanista me dejara su caja de herramientas, posiblemente no sabría que hacer con ellas.

No se trata de la herramienta, se trata del uso que hago de ella, una cosa es conocimiento y otra bien distinta, la sabiduría, que podríamos definir como el uso eficiente del conocimiento con un fin.

Es por ello por lo que me cuesta comprender a personas que caen en el efecto Gollum o el deseo de poseer de forma única determinadas cosas o conocimientos, ¿os suena la frase “prohibida la reproducción total o parcial de este material sin la autorización expresa de…”?

Sí, es cierto que aquello que cuesta un esfuerzo de diseño o investigación debe estar protegido, lo que no llego a entender es como esto se hace con elementos genéricos.

Por otro lado, vamos al efecto contrario, aquellas personas ávidas de atesorar herramientas y más herramientas, parece que les va la vida en ello, incluso pensando que tener ese conocimiento les va a permitir la entrada en la mansión del saber y, precisamente, aquí es donde se produce mucha frustración.

Que me enseñen el uso de algo no significa que tenga la destreza y las habilidades para utilizarlo de forma eficiente, solo la práctica, muchas horas de experiencia y, en algunos casos, habilidades personales concretas, me van a permitir convertirlo en sabiduría y virtuosismo.

No en vano Paco de Lucía decía que solo el ensayo diario le permitía tocar con la elegancia que lo hacía, de algún modo, él tenía un talento innato, algo que todos tenemos en algún área de nuestra vida, y también una práctica intensiva con la guitarra, lo uno sin lo otro es difícil que lleve a la cima, dicho de otro modo, lo uno sin lo otro es necesario, pero no suficiente.

¿Cuál sería el corolario de estas líneas?, por más que atesore técnicas, no servirán de nada sin la práctica y, desde el otro lado, no debería preocuparme tanto mostrar mi caja de herramientas, compartir es crecer.

¿Qué haremos ahora con el conocimiento?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching profesional, Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Herramienta, Liderazgo, Life Coaching, Vida y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .