Prohibida la reproducción…

IMG_3711

Fotos: Jordi Vilá

¿Te suena el título?, aparece en multitud de documentos escritos, de audio, de vídeo, … y es que cuando hay una concienzuda investigación detrás, horas y horas de pruebas, de ensayo-error, es algo del todo justificable, es más, es un acicate para la experimentación y la mejora del ser humano y de las organizaciones.

Hay también quien innova, quien mejora algo existente y anima al usuario a utilizarlo y difundirlo por el bien común, como hace Vicens Olivé (2010) en su libro “PNL y Coaching”, en el que incluye la Ecología de Vida, una rueda de la Vida mejorada, algo que es sin duda una poderosa herramienta que los coaches conocemos bien, habría otros ejemplos, pero vamos a quedarnos con este.

También tenemos quien, de forma descarada, fusila aspectos que son tan novedosos como las técnicas socráticas, les da un nombre rimbombante y les pone un copyright, o quién hace una traducción más o menos elaborada y la da como primicia.

Esta última es una práctica habitual en numerosos productos que tan solo se molestan en cambiar el formato, unirlo con otros elementos y presentarlo como la mayor innovación producida desde la invención del fuego, o poco menos.

En los últimos tiempos me he encontrado con diversos autores cuya práctica ha sido exactamente esta, algo que me produce más pena que otra cosa, puesto que, a poco leído que sea uno, encuentra las raíces, los originales, más pronto que tarde.

Evidentemente, hay quién hace alusión a los autores de la obra original, les cita e incluso les agradece su aportación, sobre la cuál construye, algo muy de agradecer en los tiempos que corren, y hay quién simplemente se atribuye la autoría y le planta el sellito de Copyright sin el más mínimo pudor por el esfuerzo ajeno.

Desde estas líneas quiero animar a todos aquellos que innovan a que lo sigan haciendo, ya que gracias a ello el mundo evoluciona y, a los que plagian, felicitarles por la fortaleza de su ego y agradecerles que se muestren tal cual son.

¿Empezamos a innovar de verdad?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Empresa, Límites, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .