Vulnerable

IMG_3326

Fotos: Jordi Vilá

– No quiero que me vean triste, no quiero que me vean dubitativo – me dices con congoja.

– Eso me quitaría toda la autoridad – afirmas con rotundidad

– ¿qué te hace pensar eso? – te pregunto

Y ahí y solo ahí, aparece la palabra: vulnerable, y es entonces cuando empiezas a estirar verdaderamente de lo que te preocupa, no es otra cosa que tu vulnerabilidad; tú, cuya fortaleza nunca ha sido puesta en entredicho y que es fuente de tu orgullo.

Tú, con ese carisma, con ese prestigio, con ese estatus, no puedes permitirte mostrarte débil, y es entonces cuando escondes tu parte más humana entre risas, bromas, estallidos de ira o mal humor, todo con tal que no mostrar esa parte de ti que, por más que quieras, también te define.

¿Cómo tu familia, tus amigos, tus colegas o empleados van a respetarte si te saben débil? Tremenda creencia que tanto daño te hace y tan arraigada está en ti.

Y un buen día descubres que necesitas mostrarte tal como eres, pero no haciendo un striptease emocional ante cualquiera, sino ante aquellas personas en las que más confías, y descubres que decir no sé o lo siento, lejos de minusvalorarte ante la gente que te aprecia, te hace más humano y provoca aproximación.

Es como si una pesada carga cayera de tus hombros… y también de los de las personas que te acompañan en este trayecto llamado Vida, es muy pesado relacionarse con personas que en ningún momento muestran vulnerabilidad.

Acabas descubriendo que deshacerte de esa carga resulta liberador y que, lejos de las consecuencias que esperabas, provocas exactamente las contrarias, donde esperabas rechazo encuentras proximidad, respeto y cariño.

En una pareja es necesario conocer el sufrimiento del otro, en una relación profesional los colaboradores, jefes o pares, necesitan saber las áreas en las que tienes mayores dificultades, ese será el único camino para poder colaborar desde una relación igualitaria y enriquecedora.

¿Qué necesitas para empezar a mostrarte tal cual eres?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Empresa, Esencia, Felicidad, Life Coaching, Transformación, Valores, Vida y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.