No todo vale, los límites son necesarios

MurallaEs algo higiénico y necesario: los límites, y es que, si no los pongo yo, serán los otros los que me los pongan, algo que ya me había pasado con excesiva frecuencia en otro tiempo, algo que ahora veo como “otra vida”

Es curioso ver como quién intenta imponerse, puede tildar de rigidez e inflexibilidad el posicionamiento de la flexibilidad hasta unos límites razonables que, en ningún caso, se pueden transgredir, so pena de pisotear mis valores de la forma más absurda, tan solo por sentirme aceptado por alguien que, francamente, no lo merece.

Un no a tiempo es una victoria de la esencia personal, en cualquier orden de la vida, ya sea en el profesional, familiar, pareja, ocio, etc.

Culpo a los demás de que me estrujan hasta la saciedad, de que se aprovechan de mí cuando, la realidad, es que esa es mi posición de víctima, dado que mi responsabilidad es respetarme a mí mismo para pedir después el respeto de los demás.

Soy yo el que debo negarme cuando considero que aquello que me es demandado, excede a los límites que he fijado, sean o no razonables para el resto del mundo, sin olvidar que la forma en que veo el mundo me faculta para hacerlo.

Contrastar el lugar que ocupo en mi lista de prioridades es un proceder higiénico para mi propia autoestima, una práctica que no debería olvidar nunca; vendría a ser algo así como la red de seguridad.

Mucho se ha hablado de la asertividad, del saber decir no y de poner límites, algo que debería formar parte de nuestra educación y que, desgraciadamente, no forma parte de los principios y actuaciones de muchas personas que se ven desbordadas por las peticiones de otros.

¿Cuántas veces más dirás Sí cuando querías decir No?, ¿cuántas veces más aparcarás tus deseos por los deseos de otros?

Mañana es tarde, ahora podría ser el mejor momento para empezar.

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Empresa, Esencia, Límites, Liderazgo, Valores, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s