Recoges lo que siembras

Alegría

Fotos: Jordi Vilá

Una charla me llevó a la imagen de una frase tan contundente como cierta: cosechas aquello que siembras y, la verdad, nunca nada fue tan cierto como eso. Puedo recoger algún fruto silvestre por azar, pero es complejo que me pueda nutrir siempre de ese fruto silvestre.

Veo a alguien que se ha esforzado, que ha puesto todo lo que podía de su parte, que ha sembrado cohesión, aprecio y abundancia y es eso lo que acaba cosechando, aunque en ocasiones pueda tardar en llegar y lo haga del lugar más imprevisto.

Y veo aquellos que han sembrado confusión, dolor y barbarie, en cualquier ámbito y es eso lo que acabarán recogiendo, aún y con su sorpresa, puesto que son estos los que creen merecerlo todo.

Como la hormiga, paso a paso, grano a grano, sin prisa pero sin pausa, dando aquello que más tarde, de un modo u otro, espero poder disfrutar desde la abundancia.

Cuando espero lealtad desde el miedo, aprecio desde la desidia, cariño desde el más acido desdén, mi frustración está garantizada, y es por ello que el liderazgo precisa de un pensamiento a corto, medio y largo plazo, con equidad y con amor por las personas a las que tengo el privilegio de servir.

Solo entonces llega la recompensa, el orgullo de pertenencia, la colaboración hasta límites impensables, la generosidad y la innovación y, en resumen, todo aquello que me ha sido dado poder construir.

El aprecio solo se gana con aprecio, como la generosidad, la cooperación o la confianza, no puedo esperarlas desde el odio o el rencor, desde el terror o la amenaza.

Siembra esperanza desde el liderazgo, siembra alegría, tolerancia, respeto y eso será lo que obtengas cuando llegue el momento de recolectar, por más duros que hayan sido los tiempos y escarpados los caminos.

Hay quién se siente afortunado y tan solo le haría dos preguntas: ¿qué hiciste para que llegara aquello de lo que hoy disfrutas? ¿qué caminos transitaste para Ser el líder que hoy eres?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Empresa, Liderazgo, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .