Elección es renuncia

Elección, cruce de caminos

Fotos: Antranias y Megastrega para Pixabay

Nunca antes lo vi más claro, elegir es renunciar, por el simple hecho de que no poseemos el don de la ubicuidad y que no podemos ser una persona y su contrario a la vez, aunque bien es cierto que somos muchas personas en una sola o, dicho de otro modo, somos poliédricos y tenemos diversas caras.

Si elijo levantarme tarde está claro que no podré ver amanecer y, de ser sedentario, lo normal es que mi salud se resienta, toda nuestra vida es un conjunto de elecciones y un mayor número aún de renuncias, algunas de las cuales tenemos claras y otras, no tanto.

Y parece que las que menos claras están son las relacionadas con la dimensión espacio-tiempo, las que hacen que no podamos estar en dos lugares al mismo tiempo o no podamos realizar un sinnúmero de actividades en el mismo lapso de tiempo, todo tiene un límite, nuestro alcance también.

Es manifiesta la frustración de quien no llega a todo, y es que la toma de conciencia y aceptación de la imposibilidad de ello, nos haría evitar el mal sabor de boca que puede quedar al no cumplir con nuestros compromisos.

Observar con perspectiva aquello que elegimos y ser conscientes de aquello a lo que renunciamos, nos dará la tranquilidad necesaria para aceptar con energía y alegría la decisión que hemos tomado, obrando en consecuencia.

De nada sirve angustiarse por no llegar a todo eso es, simplemente, imposible y ni tan siquiera Superman podría llegar a hacerlo, ya que el don de la ubicuidad no estaba entre sus poderes.

Como de nada sirve amargarse por mostrarnos de un modo cuando la realidad es que somos de otro bien distinto, somos nosotros los que hemos elegido el comportamiento, no nuestro entorno. Siempre hay elección, por dolorosa que está sea y, de nuevo, esa elección implica renuncia, lo demás no son más que burdas excusas

¿Qué puedo hacer distinto para que esa elección sea consciente?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Crecimiento personal, Esencia, Límites, Life Coaching, Valores, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .