Coaching, de la práctica a la profesionalización

saber-libro

Fotos: Dariusz Sankowski y Geralt para Pixabay

No entraré a relatar la historia completa del coaching, ya es sabido que se inicia con la Mayéutica socrática y, de ahí, hasta nuestros días, incluidos Tim Gallwey, Withmore y tantos otros.

Hemos podido ver como una actividad que bebe en las aguas de la psicología y cuyo máximo exponente, aún sin su conocimiento, situaría en Carl Rogers, el psicólogo humanista, avanza en su profesionalización, algo a lo que contribuye la aparición en 1995 de la ICF (International Coach Federation), hoy presente en más de un centenar de países en todo el mundo y más de 25.000 coaches asociados.

Quería destacar la enseñanza de esta disciplina en nuestro país. Se inició con un puñado de valientes que empezaron a impartir formación en unas escuelas que crearon ellos mismos, formados en otros países la mayoría de ellos y que no mencionaré puesto que es seguro que algunos dejaría en el olvido.

Esos fueron los primeros pasos, personas formadas en Estados Unidos o en Latinoamérica, principalmente Chile o Argentina, que divulgaron sus aprendizajes y que, con el tiempo, fueron acreditando en la ICF.

Ahí teníamos un coaching balbuceante que daba esos primeros pasos y un término que, poniéndose de moda, alentó a muchas personas a lanzarse a utilizarlo para cualquier praxis, algo que el propio mercado ha ido corrigiendo pero siendo conscientes del camino que queda por recorrer.

De esas escuelas, muchas de las cuales han tenido que reinventarse, estamos pasando a algunas escuelas de negocios como EAE BS con su programa Desarrollo directivo, inteligencia emocional y coaching, Barcelona School of management con Postgrado en coaching ejecutivo y personal, universidades como la Universidad de Barcelona (UB) con su Master en coaching y liderazgo personal, que replica en otros campus latinoamericanos como Chile, Panamá, Costa Rica y Colombia o instituciones de larga tradición como el Institut Gestalt con sus programas de coaching profesional y coaching de equipos.

Estos programas universitarios, son la avanzadilla de lo que el coaching andaba demandando casi desde su creación, una profesionalización y credibilidad con la seriedad que otorga una formación de esta tipología en estos hogares del conocimiento.

Permitirme exponer mi hipótesis: el intrusismo que se ha venido produciendo desaparece por el rigor de la formación y la praxis profesional que ya hoy experimentan un sin número de organizaciones, se convierte en un área de conocimiento con ubicación propia en los centros universitarios e interviene activamente en el cambio social, y esa es solo mi hipótesis.

¿Cuál será el camino del coaching en el mercado global?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching, Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Coaching profesional, Life Coaching, Sociedad, Transformación y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Coaching, de la práctica a la profesionalización

  1. josepserracots dijo:

    Para mi el camino es la toma de conciencia, es a partir de aquí cuando cambiamos y reaccionamos. También tenemos que tener en cuenta el auto-conocimiento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s