Tomar consciencia

sorprendido

Foto: GiselaFotografie

En cualquier conversación puede darse un momento de revelación, aunque bien es cierto que estas revelaciones surgen más a menudo cuando hay un interés genuino en el otro lado y libertad de pensamiento, es decir, no hay juicios previos.

Puedo garantizar que es impactante e incluso puede cambiar la vida de personas y colectivos, el momento en que se dan cuenta, toman consciencia de algo que hasta entonces, aún y siendo conocido, no estaba en el nivel consciente, sino sepultado tras toneladas de información, creencias y emociones.

Las conversaciones de coaching, de hecho, buscan precisamente esos momentos reveladores que llegan sin avisar y transforman la forma que teníamos de ver el mundo, porque ese mundo no podemos olvidar que lo construimos todos y cada uno y que, en todos los casos, es único, quizás con algunos puntos en común.

Imaginemos por un momento que, como en el cuento del elefante de Bucay, he ido pensando durante toda mi vida que no puedo llegar a tal o cual cosa, ya sea aprender un idioma, estar con alguien, conseguir esa promoción, etc.

En un momento dado, empiezo a ver que, aunque eso fue cierto en un momento de mi vida, ya no lo es, entonces mi forma de ver el mundo cambia radicalmente, me doy cuenta de que ahora sí puedo con aquello.

¿Qué es lo que ha cambiado?, precisamente esa forma de ver el mundo, algo que permite que, en este punto, muchas cosas sean posibles, algo que hace que me ponga manos a la obra.

Pasan los días, las semanas, los meses y voy dándome cuenta de la transformación que se está produciendo en mí, ¿sólo en mí?, no, todo mi entorno empieza entonces a cambiar, tanto personas como colectivos, por el simple hecho de que cambié mi forma de ver el mundo.

¿Cuáles fueron los súper poderes que permitieron esa transformación?, tan solo uno, tremendamente poderoso: mi mente, mi percepción de lo que me rodea y de lo que hay en mi interior, y con eso, un mundo diferente fue posible.

Hace falta parar, respirar y observar, nada tan sencillo y nada tan complejo a la vez en un entorno vital como el que vivimos.

¿De qué quieres darte cuenta hoy?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching, Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Coaching profesional, Crecimiento, Crecimiento personal, creencias, Emociones, Empresa, Fases proceso, Life Coaching, Transformación, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .