Descompresión

ansiedad2

Foto: Maialisa y MasimbatmasheMadondo para Pixabay

Puede ser cualquier día y cualquier hora, de la mañana, tarde o noche, sientes una tremenda presión en los hombros, como si llevaras una mochila de 50 kilos, el estado anímico es cada vez más denso, tienes tendencia a la irascibilidad y tu chispa de antes se va apagando, ¿te suena?

No pasa nada, te dices consciente del autoengaño, pero la gente que rodea sabe que sí pasa algo, y ese algo es que la caldera está a punto de explotar en una de las múltiples formas que tiene: ictus, infarto, depresión…pero te dices que es el momento y que  pasará, un momento que dura ya varios meses, si es que no son años.

Tienes la sensación de ser uno de aquellos equilibristas circenses que van con un monociclo mientras en las manos aguantan unos cuantos platos que, a su vez, vas manteniendo en equilibrio sobre unos palillos.

Tu seguridad cada vez es menor y sientes un tremendo cansancio que no quieres expresar, siempre tienes la sensación de que hay algo que olvidaste, que algo quedó por hacer o algún detalle no está como querrías.

Ese es el precio del éxito, te dices, aunque cada vez tienes mayor convencimiento de que no es ese el éxito que quieres, que estás viviendo por encima de lo que puedes aguantar.

No es nuevo, es la presión desaforada que tantas personas aguantan desde el inicio de los tiempos, aunque hoy en día se acrecenta por la conectividad plena, mensajes, llamadas, correos electrónicos…conectados 24 horas al día 365 días al año.

¿Adónde vas y cuál es el coste del viaje?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching, Crecimiento personal, Emociones, Límites, Life Coaching, Transformación, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Descompresión

  1. josepserracots dijo:

    Mi caso es muy particular y no se puede generalizar, reconozco un cierto privilegio que estando en situación de desempleo, puedo tener la mente despejada y bien amueblada.
    Me quité de prejuicios, de lo que diría la gente de mi, me preocupé de conocerme mejor, de lo que había hecho, de cómo lo había hecho y de la suerte que había tenido en trabajar dónde trabajé y en conocer a la mujer de mi vida, que es lo mejor que me podría a ver pasado.

    Así que a seguir con mis tareas diarías, que aunque no me dan de comer, disfruto haciéndolas y me enriquecen espiritualmente.

    • koakura dijo:

      Hola Josep,

      Lo que sería bueno es que se consiguiera tener la mente despejada en todo momento, ya que erradicaría ese estrés pernicioso y sostenido que es el que más nos afecta.

      Enhorabuena por esos logros, es lo que hace que nuestra vida merezca ser vivida.

      Gracias una vez más por tu comentario, un abrazo y feliz jornada

      • josepserracots dijo:

        Gracias. Solemos estar demasiado ocupados con nuestras responsabilidades y nuestros objetivos, para tener la mente despejada, pero lo queremos todo, aun sin saber a veces si lo que queremos lo necesitamos.

        Vivir y dejar vivir y tendríamos tiempo para muchas cosas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.