Salió la luz

Vieja biblioteca

Foto: Jordi Vilá

Los otros ven a esa persona dura, rígida y soberbia y a mi me ha sido dado el ver a la persona frágil y quebradiza que se protege de la agresión externa precisamente con esa imagen de invulnerabilidad, kilos y kilos de coraza, de muralla emocional son los que pretenden protegerte.

Y al profundizar, tu mismo ves que eso no es posible, que quizás esa protección es útil de cara al exterior, pero cada vez te sientes más solo, más vulnerable, más triste. Lo más triste de todo ello es que ya no sabes como salir de ese bucle, temes bajar tus defensas y que aprovechen para un ataque certero.

Hasta que un buen día decides dejarte ir, pensar que, aunque no fueras perfecto e inexpugnable, los otros y tu mismo te querrían, y descubres que tras esa amalgama de creencias, no existía más verdad que el amor y la perfección en la imperfección.

Y entonces decides fluir y ser tu, y un gran peso desaparece de tus hombros y de tu alma, ya es igual la imagen que otros se hagan de ti por que sabes que solo siendo tu podrás reconocerte y salir de ese bucle de toxicidad

 A partir de ese momento te lo puedes perdonar todo, absolutamente todo, como puedes perdonar también a los que un día imaginaste enemigos en tu neurosis.

Ahora te ves y ves paz, serenidad y capacidad de respuesta, todo aquello de lo que carecías cuando luchabas contra aquellos molinos de viento que semejaban gigantes.

Lo que era oscuridad ahora es luz, lo que fue tristeza hoy es alegría, lo que fue rencor hoy es perdón, la herida sanó, aunque no fue ni fácil ni rápido, incluso un día pareció que no podría ser…y fue porque quisiste que fuera.

¿Qué es lo que viste que te permitió salir de tu oscuridad?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Crecimiento personal, Esencia, Felicidad, Life Coaching, Transformación, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Salió la luz

  1. Juan Cabral dijo:

    Jordi, Cuesta creer que pueda verme reflejado en este pensamiento y se me escape alguna lágrima, a mi, que soy un tío duro, yo que no quiero ser vulnerable. Gracias por tu sonrisa.

    • koakura dijo:

      ¡Que gusto leerte Juan!!

      Y que puñetero, realmente salió la sonrisa, y es que realmente detrás de ese tío duro hay esa gran persona que algunos pudimos ver.

      Gracias por tus palabras y por la lectura del post, un abrazo enorme y feliz verano 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.