Competitividad, ¿hasta dónde?

Incidente F1Leyendo la prensa de esta mañana me encuentro con este artículo en El País, un artículo que no tendría más interés que el propio de los aficionados a la Formula 1 automovilística: los desacuerdos entre Hamilton y Rosberg, que ya han dado pie a tres incidentes en cinco carreras.

Esto mismo lo podemos ver en cualquier deporte, cuando el ego personal va más allá del bien común, o en una orquesta o banda musical, donde muchas de ellas se han deshecho precisamente por los egos superlativos de algún o algunos de sus miembros.

Lo mismo ocurre en cualquier tipo de colectivo y, ya que estamos, pensemos en aquellas organizaciones empresariales, en las que podemos ver como el lucimiento personal o la codicia personal da al traste con proyectos cuya viabilidad estaba más que garantizada.

¿Qué es lo que hay detrás de estos comportamientos?, posiblemente tantas razones como comportamientos hayan y aquí es donde, a mi modo de ver, alinear Misión, Visión y Valores puede tener una eficacia superlativa.

En casos como el enunciado, no valen medias tintas, hay que entrar a fondo en el problema, gestionarlo desde que este sale a la luz y trabajarlo tanto individual como colectivamente.

¿Cómo hacerlo?, mediante la participación de un facilitador externo, me atrevería a decir, ¿por qué externo? Porque, aunque si bien es cierto que carece del conocimiento de la cultura organizativa, también lo es que su asepsia está, en principio, asegurada.

Buscar la raíz de los problemas existentes, detectar las necesidades del sistema en su conjunto y de los individuos en particular puede ser un buen punto de partida para, a partir de ahí, acompañar al colectivo en la búsqueda de esa nueva identidad compartida por todos los componentes, en el bien entendido de que pueden quedar elementos descolgados del mismo.

No se trata de una broma, la competitividad mal entendida da pie a situaciones en las que la propia vida, de los individuos en el caso del artículo, de las organizaciones en general, está en juego.

¿Competimos o colaboramos?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Empresa, Equipos, Límites, Liderazgo, Trabajo en equipo, Valores y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Competitividad, ¿hasta dónde?

  1. josepserracots dijo:

    A mi modo de ver, deberíamos colaborar en lugar de competir, pero claro está, si colaboramos no nos podemos poner medallas y esto nos gusta mucho a la mayoría.

    En la colaboración todos participamos y aportamos y para mí esto es lo mejor para la empresa, si premiamos siempre a los mejores, los demás pierden interés y no participan al 100% en los proyectos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .