Un mundo sin prejuicios

Échale un vistazo al siguiente vídeo, no llega a los tres minutos y te garantizo que las reflexiones posteriores valdrán la pena.

Sí, estamos de acuerdo, los prejuicios me hacen la vida más fácil y, de algún modo, me protegen contra un montón de peligros…y también limitan mi vida haciéndola más estrecha, más limitada, sin permitirme explorar aspectos que, de otro modo, podrían llevarme a maravillosos descubrimientos.

Tal como hemos visto en este video, la identificación de determinadas señales, nos hacen aceptar o rechazar personas, comportamientos, instituciones, etc., sin que tengamos más razones que las simples creencias que no garantizan en modo alguno, que lo que ahí hay, sea cierto.

Hablando con una organización me comentaban que su gran problema era conciliar la cultura BabyBoomer con la Millenial, identificando una con el traje y la corbata y la otra con los piercings y los tatuajes…no vayamos a pensar, el rechazo era por ambas partes, ¿por qué?, por aspectos tan peregrinos como el aspecto exterior.

¿Y si me ocupara de ver lo que hay tras la fachada?¿y si fuera capaz de ir más allá de la capa de pintura exterior?¿y si me permitiera acercarme y explorar?

Los grandes descubridores no fueron los que atravesaron los océanos, son los que atraviesan una calle o cruzan una frontera en busca del aprendizaje que la otra persona tiene para él, independientemente de la tribu a la que pertenezca.

¿Seré capaz de explorar?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Crecimiento personal, Esencia, Sociedad, Transformación, Valores, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Un mundo sin prejuicios

  1. josepserracots dijo:

    Todo esto es muy normal, nos han enseñado desde pequeños a etiquetar todo. Así todo lo que vemos seleccionamos, decidimos, actuamos sin conocimiento y luego nos llevamos muchas sorpresas, pero para nuestro cerebro es más fácil etiquetar.

  2. Marta dijo:

    Wowwwww Jordi! Como nos haces reflexionar y crecer
    Claro que si, cruzar una calle, o un pasillo de una oficina para ver qué aprendizaje me espera !

    Cautivada por tu post me quedo pues el no juicio resuena mucho en mi!

    Graciasssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .