Decencia, ética y política

congreso de los diputadosPodríamos decir que la decencia es la aplicación de la ética a los comportamientos habituales en cualquier miembro de una comunidad, es decir, una cosa puede ser legal pero no ser ética.

Algo así ocurre con nuestros políticos, los cuales, con la ayuda del monarca actual, han decidido poner en marcha la maquinaria electoral otra vez, apenas 6 meses después de la ocasión anterior.

La cuestión estriba en que los líderes de los cuatro partidos mayoritarios, lejos de admitir su incapacidad manifiesta de alcanzar un acuerdo (algo que es precisamente su cometido) y dimitir, optan por descalificar a lo que ellos consideran el enemigo.

Aquí nos encontramos pues con comportamientos que son legales pero que, a mi modo de ver, no son éticos en absoluto y rozan la desfachatez cuando no lo son de forma descarada

Las veleidades de su soberbia nos costarán algo más de 130 millones de euros, según datos de Europa Press en este artículo de 6 de marzo de 2016, aunque esto parece ser algo que no les preocupa lo más mínimo.

Esperaría de nuestros políticos una profunda capacidad de negociación que se revela nula algo que, en otros ecosistemas, implicaría una renuncia inmediata o un despido fulminante, algo que me recuerda aquella frase anónima: ni tiene vergüenza ni la ha conocido nunca.

¿Son conscientes de las intervenciones sociales que se podrían llevar a cabo con 130 millones de euros?¿son conscientes de los desahucios que podrían ser evitados con esta cantidad?¿son conscientes de la cantidad de alas hospitalarias que podrían reabrirse?

Señores y señoras políticos, han conseguido hartarnos, al menos a mi, tanto da el color político que representen, parecen luchar tan solo por conservar unas prebendas que en condiciones normales adivino serían imposibles de conseguir.

Humildad, servicio, ¿han analizado ustedes esos términos?, harían bien en hacerlo, quizás así podrían dar respuesta al elevado honor que supone servir a un pueblo, aunque eso supone dejar el ego en el armario, ¿serán capaces?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Eventos diversos, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Decencia, ética y política

  1. Pingback: Decencia, ética y política – Acordo Coletivo (Petroleiros, Bancários, Prof de Saúde)

  2. josepserracots dijo:

    Los políticos son una raza aparte. No tienen sentimientos, ni ética, ni humildad ni nada de nada. Son egoístas, no les importa nada la sociedad, fijaros lo primero que hacen es aumentarse el sueldo y tener pensiones vitalicias. la sanidad , educación, servicios sociales, ¿qué es eso?

    • koakura dijo:

      Hola José,

      Sí, buena parte de ellos generan indignación y sus comportamientos dejan mucho que desear, aunque generalizar siempre es peligroso porque, dentro de la familia política, también hay personas de todos los signos y colores que tienen esa actitud de servicio y que ponen el bienestar colectivo por encima de los intereses personales o partidistas, desgraciadamente parece que pocos o ninguno de ellos llegan a posiciones que les permitan el cambio que queremos que se produzca.

      Gracias por tu comentario, un abrazo y feliz día

Responder a koakura Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .