Creer

Banco frente al marEn una conversación mantenida recientemente con un alumno, confesaba haber llegado mucho más lejos de lo que había pensado en un principio, algo que suele ser habitual cuando se cumplen un par de condiciones previas.

Su lenguaje corporal mientras me lo decía era de plena satisfacción, de serenidad y de fuerza a la vez. Realmente los resultados habían sido espectaculares, especialmente si comparaba el inicio con el final.

Por mi parte, ya desde un inicio presentía que iba a poder, que tenía los recursos para enfrentarse con el reto y que los resultados, como casi siempre, dependían más de él mismo que de condicionantes externos.

Y he aquí dónde están los dos condicionantes previos:

  • Autoconfianza, y por ende autoestima.
  • Confianza del acompañante, ya sea profesor, coach, mentor, tutor, etc., como ya enunciaban Rosenthal y Jacobson (1966).

Traslademos esto al mundo profesional o a nuestro propio hogar, podremos comprobar como, cuando alguien ha confiado en nosotros, ha producido una serie de consecuencias tales como el incremento de la autoestima, aumento de la confianza personal, etc., y ello ha derivado en un cumplimiento por encima de las expectativas propias y ajenas.

Por el contrario, si a un hijo mío le voy diciendo que no sirve, o que no puede, sin tan solo intentarlo, voy forjando en él la semilla del fracaso y, por tanto, el efecto de la profecía autocumplida, mediante la cual, si creo que puedo estoy en lo cierto y, si creo que no puedo, también lo estoy.

Hablo de enamorarse (no en el sentido romántico), de creer en las personas a las que nos es dado acompañar, guiar o educar, para que puedan encontrar en sí mismas recursos ocultos que siempre han estado ahí, deseosos de ser encontrados.

¿Hasta que punto creo en las personas que tengo el privilegio de servir?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Liderazgo, Life Coaching, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Creer

  1. Marta dijo:

    Buenisimo Jordi y me resuena muchisimo, cada dia en las empresas tenho la oportunidad de comprovar las maravillas que se producen cuando crees en las personas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.