Confianza con el cliente

P1040617

Foto: Jordi Vilá. Presentación del libro “El éxito eres Tu” en FNAC Illa Diagonal de Barcelona

Aún y haciendo muchos años que me dedico a acompañar a personas en un trecho de sus vidas, no deja de maravillarme los vínculos que se establecen, especialmente los vínculos de confianza que permiten que la persona se abra por completo y se muestre tal cuál es, algo que ocurre antes o después con todas ellas, ya que de lo contrario el coaching no tendría sentido.

Como Coach soy depositario de muchas experiencias compartidas y, especialmente, del brillo de todos esos seres humanos que me regalan y se regalan su presencia más genuina y menos adornada de oropeles que no llevan a ningún lado más que a espejismos dañinos que, lo único que hacen, es alejarnos de nuestra esencia.

Ver como una persona verbaliza sus miedos e ilusiones, como su coraza emocional queda a un lado, como señala la dirección en que quiere ir y va descubriendo fortalezas y obstáculos en su camino, trazando el rumbo que considera más ajustado, es todo un regalo.

El camino no es fácil, y de eso todos nos hacemos conscientes en un momento u otro quizás, incluso, el objetivo no está a nuestro alcance, o no lo está tal y como lo hemos percibido, y ese descubrimiento nos hace más fuertes.

Percibir esos obstáculos, diseñar el plan de acción y luchar por sortearlos  en pos de esa meta es, a fin de cuentas, el objetivo que perseguimos todos de un modo u otro.

Y todo ello, no sería posible sin que se fueran creando esos vínculos de confianza, esos intangibles que, como le decía el zorro al Pequeño Principe, son invisibles a la vista. Ser merecedor de esa confianza es el camino de cualquier coach.

Hay quien sostiene que el coaching es pura y simplemente una venta de humo y es posible que en algunos casos sea así, que se dibuje un mundo irreal en el que cualquier cosa es posible para cualquier persona, exenta, además, de cualquier dificultad.

Y digo que es posible porque en cualquier colectivo se vende humo, no obstante, para un buen número de coaches, los objetivos son posibles o, de lo contrario, no serían planteados. Quizás no lo sean en este momento y haga falta preparación, esfuerzo y sacrificio, pero la posibilidad existe.

No, no es fácil, ni rápido ni cómodo la mayoría de las veces, y es el acompañamiento en esos descubrimientos lo que hace de este oficio una forma de Vida y lo que crea, a la postre, esa corriente de confianza entre el coach y su cliente, entre el cliente y el coach, como una suerte de danza en la que cada una de las partes tiene su papel.

¿Bailamos?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Felicidad, Límites, Life Coaching, Transformación, Vida, Zona de confort y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Confianza con el cliente

  1. josepserracots dijo:

    El coaching para mi representa un enfrentamiento en uno mismo, es responder a unas preguntas sin tener que dar explicaciones a nadie, sin tener que demostrar nada a nadie, sino a uno mismo. Al principio duele pero después enriquece y la verdad es que nadie es perfecto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.