Personas como eje de organizaciones

Engranaje, tiempos modernosDícese de la unidad mínima de la especie humana que configura las organizaciones, ¿podría ser esta una buena definición de persona en las organizaciones?.

Ayer se conjuraban los astros y, por la mañana, tenía una interesante charla con una amiga sobre el ROI de tener a las personas como eje de la organización y después leía este artículo de expansión.com, que ratificaba de algún modo la conversación anterior.

Apostar por las personas, cuidarlas, dotarlas de lo necesario para su desarrollo, sea cual sea la posición que ocupa, es invertir en un valor seguro de altísimo rendimiento. Cuando debatimos con la Alta Dirección corporativa al respecto, el escepticismo se torna convicción en cuanto abandonamos la utopía y entramos en el paraíso del pragmatismo.

Distintos estudios han demostrado que en entornos de trabajo saludables emocionalmente, los resultados aumentan de un modo exponencial y, aún y así, todavía existen organizaciones que se empeñan en maltratar a sus embajadores, que no son otros que los propios empleados.

No hablo del concepto naif de los futbolines y las consolas, hablo del análisis de las necesidades del empleado por parte de su jefe inmediato, que es quien debería conocer sus necesidades, anhelos e inquietudes y, a partir de ahí, crear ese entorno saludable al que hacía mención.

Os propongo tomar una muestra representativa de la organización y realizar un test. Medir determinados parámetros en el momento del arranque y hacerlo de nuevo al cabo de un año, será el indicador más fiable de esa inversión, cada unidad en cada organización sabrá las parámetros sobre los que realizar la acción. A modo de ejemplo podrían ser estos:

  • Rotación no deseada.
  • Absentismo.
  • Productividad.
  • Costes de selección.
  • Costes de no calidad.
  • Costes de imagen de marca y reputación.
  • Costes de Formación debidos a la rotación.

Esto es tan solo una pequeña muestra, un análisis en mayor profundidad con la dirección de la empresa puede dar otros indicadores completamente distintos pero, lo que está claro es que desarrollar un clima de crecimiento, reportará pingües beneficios en el medio y largo plazo.

Una vez hecha esta prueba, ¿qué nos impide extrapolar las actuaciones al resto de la organización? ¿qué aumento de resultados pueden propiciar las políticas de desarrollo?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Coaching Ejecutivo, Empresa, Equipos, Liderazgo, Nuevo paradigma, Sociedad, Trabajo en equipo y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.