Festival de los sentidos estando presente. Baños Árabes

Baños árabesUna visita a los baños Árabes, primera hora de la mañana. Había estado otras veces pero nunca con este estado de presencia.

Todos mis sentidos se han excitado; notaba el agua en cada uno de los poros de mi piel, la presión que ejercía, su temperatura, ora fría, quasi gélida, ora caliente, su suave caricia en toda mi epidermis y el hormigueo del contraste térmico jugueteando con mis sensaciones. Estoy sentado y noto el peso de mi cuerpo bajo el agua, soy consciente de cada parte de él.

Paz completa, me ciño al momento, al aquí y al ahora, observando mis manos bajo el agua, con la escucha captando todos lo matices, la música árabe por una parte, meciendo ese momento de plenitud, el fluir del agua en la cercanía y algo más lejana, palabras de otras personas próximas a mí y un sonido desconocido que me cautiva y no identifico.

Hay un tenue aroma, para nada recargado que excita mi olfato, suaves matices dulzones flotan en el ambiente y consiguen hacerme consciente de su existencia, existencia que, de no estar presente, habría sido incapaz de captar; se mezclan con ese suave olor a té y a la cera que se funde en los candiles distribuidos por la estancia.

Es ese te el que entra en mi boca y la llena de un arco iris de sabores, un líquido con un punto de aspereza que le hace doblemente agradable. Baja por mi garganta caliente y noto todo su recorrido por ella. La sensación de bienestar me inunda y consigue darme la máxima tranquilidad.

Todo en este momento invita al recogimiento, a la paz interior; la vista se acomoda a la luz amortiguada de las velas y relaja mis ojos dándoles un nuevo sentido de la visión.

Presencia, nada más en mi que ese aquí y ese ahora; sería igual que estuviera en una playa, en la montaña o en una butaca de mi casa; sería yo en toda mi esencia, sintiendo cada matiz de este momento.

He sido consciente de abandonar el pasado y no considerar el futuro. Solo ahora, solo aquí, maravillosa sensación. ¿Qué hay para ti en el aquí y el ahora?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Emociones, Esencia, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Festival de los sentidos estando presente. Baños Árabes

  1. josepserracots dijo:

    Mientras leía el artículo, notaba todas las sensaciones que describías.

    Este verano tuve estas vivencias en una playa de la Costa Brava, a las 7 de la mañana, saliendo el sol y con la mar tranquila, sin apenas otro ruido que las pequeñas olas en la arena. Esto es sentir y vivir el momento, no hay precio.

  2. Ana dijo:

    Hola Jordi ¡

    yo también he tenido una experiencia parecida, estuve en un baño árabe (en mi caso en Málaga). Había estado en otros pero este lo descubrí casi por casualidad, no es muy llamativo y sorprende las dimensiones con las que te encuentras dentro, pero lo mejor fue la sensación de encontrarme conmigo misma al cabo de los pocos minutos que accedía al Hammam: todo guardaba una especie de armonía que parecía que me estaban haciendo una cámara oculta para ver mi reacción. Fui acompañada pero tuvimos una sesión de interiorismo que salimos renovadas totalmente
    un saludos

    • koakura dijo:

      Hola Ana,

      Al final lo que importa es estar con uno mismo, sentir que el momento Es, sin más, sin pensar en otra cosa que no sea la sensación que se está experimentando, y a partir de ahí es cuando empezamos a encontrarnos con ese ser maravilloso que cada uno lleva en su interior.

      Gracias por compartir tu vivencia y por la lectura del post, un abrazo grande y feliz tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.