Otoño

OtoñoHace tan solo un par de días entraba el otoño, algo que me llevó a hacer ciertos paralelismos con mi propia vida y con las de las personas con las que tengo la fortuna de transitar.

Me venían a la cabeza las hojas que se irán desprendiendo, y eso me llevaba a todas aquellas cosas que, por mi propio bien, deberán ir desapareciendo, aspectos caducos de mi vida que, simplemente, caerán del tronco de ella.

Otros aspectos, puntales estos, perennes en mi existencia y fruto del enraizamiento de mi propia esencia, de lo que de auténtico hay en mi.

Aspectos que cambian junto a aspectos que permanecen, relaciones que se transforman, enriqueciéndose unas, muriendo otras, como hojas que deben mudar para hacer mi tronco más fuerte, sin que unas sean buenas y otras malas.

La naturaleza es sabia y, por tanto, simple: eliminar lo que ya no sirve, nutrir lo que me fortalece, sin más secreto, aún y sin que llegue a comprenderlo ahora.

¿Qué hay ahora en mi vida que deba mudar? ¿qué hay en ella que deba permanecer?

Pequeñas reflexiones para hacer de esta una Vida con mayúsculas y que te invito a compartir contigo, solo contigo:

  • ¿Qué hay que quieras cambiar, qué hay que quieras mantener?
  • ¿Qué harás para que eso ocurra?

Sé tu propio otoño para que pueda llegar también tu primavera.

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Coaching, Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Esencia, Felicidad, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Transformación, Valores, Vida, Zona de confort y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.