Acabando un curso

rueda-de-la-vida-completaSí, no es un eufemismo sino una realidad palmaria de un hecho: acaba un periodo y se inicia otro, algo que hace que hagamos balance del final del camino transitado, quizás planificando el inicio del siguiente.

Y aquí es dónde las reflexiones nos llevan a profundos cambios, especialmente a los cambios profesionales. El tiempo ocioso nos lleva a poder reflexionar sobre aspectos de nuestra vida sobre los que habitualmente no nos paramos a pensar, ¿puedo realmente hacer el cambio? ¿estoy preparado para ello? ¿encontraré algo que me satisfaga más?

Es entonces cuando vemos que hemos pisoteado nuestros valores o hemos dejado que otros lo hicieran, y eso es lo que nos lleva a la contractura, al bruxismo o quizás incluso a algo peor, en definitiva, a un estado estrés sostenido, cuna de un cúmulo de disfunciones mentales y corporales. Tal como decía un buen amigo varado en dique seco – mi cuerpo ha parado lo que mi mente se negaba a hacer –

Llevamos tal inercia que es conveniente hacer esa parada técnica y examinar nuestro interior, de algún modo revisar nuestras piezas clave, que no son otras que los valores y comprobar que está bien ajustadas y en su sitio.

Como herramienta para hacerlo os propongo que utilicéis la figura que aparece en el texto, la “Rueda de la Vida”, algo que utilizamos con frecuencia los coaches con nuestros clientes, en situaciones o ecosistemas de la vida muy distintos.

Toma cada una de esas áreas que aparecen, o cámbialas si consideras que hay otras de mayor importancia, ahora puntúa cada una de ellas del 1 al 10, siendo el 1 tu peor índice de satisfacción y el 10 la práctica felicidad en esa área de tu vida, ¿ya?

Una vez hecho este recorrido por esas habitaciones de tu vida, observa la rueda, ¿qué te dice? ¿qué información te da?

De esas áreas, ¿sobre cuál o cuáles quieres trabajar, qué es lo que quieres cambiar de ellas?, por ejemplo, imagina que en el área de desarrollo profesional estás en un 2, ya que no sientes un crecimiento a ese nivel, ¿qué es lo que quieres hacer ahí?, ¿qué plan de acción te planteas? ¿en qué tiempos? ¿qué es lo que necesitas para ello?

¿A punto para la reflexión y, lo que es más importante, la actuación?

Nos vemos en septiembre, feliz verano o feliz invierno, tu hemisferio decide.

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Buscar trabajo, Cambio, Coaching, Coaching Ejecutivo, Coaching profesional, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Esencia, Felicidad, Herramienta, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Nuevo paradigma, Sociedad, Transformación, Valores, Vida, Zona de confort y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Acabando un curso

  1. Camilo José Perdomo Ramírez dijo:

    Hola Jordi:
    Dentro de cada uno de nosotros radica el potencial para que seamos mucho mas de lo que somos. Pero somos nosotros mismos los que nos encargamos de poseer ese criterio limitado.Lo primero que hay que hacer es enfocarnos en lograr todo nuestro potencial como individuos; para convertirnos en una Persona Total. El éxito es un acto de equilibrio. Hay que equilibrar el deseo y la fuerza de trabajo contra los paradigmas, barreras y límites que existen y que generalmente nosotros mismos creamos.
    Estoy seguro que en el mismo momento que creemos que no necesitamos dedicar tiempo ni atención a cierta área de nuestra vida, una o dos áreas ya están sufriendo los efectos del descuido.
    Es nuestra rueda de la vida redonda?. Cómo rodaría a través de la vida?.

    Gracias nuevamente y Bendiciones para todos.

    Camilo José Perdomo Ramírez.
    Colombia.

  2. Marta Esteve dijo:

    molt bones vacances Jordi!

    un plaer leggiate sempre

    Marta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.