La presa se abrió

mujer llorandoTodo es felicidad, todo sonrisas y carcajadas, nunca hay una mala respuesta ni un mal gesto, jamás una lágrima ni un golpe de ira.

De repente y sin saber bien bien por qué, la pared de la presa empieza a abrirse y todas las lagrimas no lloradas empiezan a salir de forma sincopada, como si una arteria se hubiera roto y esa sangre del alma brotara a borbotones.

Te niegas a que eso ocurra, más aún en público, pero no lo puedes evitar, el dique emocional ha sido abierto y afortunadamente, lo ha hecho en un territorio que consideras seguro, no obstante, te molesta mostrar tu vulnerabilidad, ¡tu!, que siempre das esa imagen de fuerza, de optimismo, de alegría, muestras una parte de tus flaquezas.

La presa se ha abierto y necesita aliviar toda su congoja, tanto años contenida en ese lago artificial que era el personaje que mostrabas al exterior, por miedo a que te atacaran en tu vulnerabilidad.

Hoy compruebas que este entorno es seguro y que puedes mostrarte como realmente eres, nadie te juzga, nadie te ataca, nadie pretende tu mal y eso te permite relajarte.

¿Qué es lo que lo ha causado?, ¿qué ha dañado al dique de tu contención emocional?, francamente, eso es lo de menos, lo importante es que esa presa necesitaba abrir sus aliviaderos y dejar manar la emoción.

¿Qué es lo que se ha limpiado con esas lágrimas?, ¿Qué necesitaba ser sanado tras esa máscara de perfección?

Quizás te hayas reconocido en estas líneas…o quizás no, ¿qué es lo que necesitas limpiar con esas lagrimas que ocultas?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Cambio, Coaching, Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Esencia, Felicidad, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Nuevo paradigma, Sociedad, Transformación, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a La presa se abrió

  1. josepserracots dijo:

    Debería ser normal vaciar este lago interior de emociones, nos encontraríamos mejor y más seguros de nosotros, pienso yo!!!!

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .