A vueltas con emoción y razón

Gage2La lectura de este artículo aparecido el 25 de mayo de 2015 en elconfidencial.com, junto con el debate con un alumno, me llevó una vez más a diversas reflexiones.

Emociones y razón son compañeros de viaje y no caben la una sin la otra salvo que busquemos el caos y la zozobra personal.

En el artículo Mario Alonso Puig nos habla de unas necesidades no cubiertas del directivo y las reacciones que este tenía, incluso de las de su jefe jerárquico. Bastó con escuchar y atender cuales eran, desde el más profundo de los respetos, para que se sintiera acompañado en su camino.

Necesitamos que ambos campos vayan de la mano, que las decisiones no sean tan solo racionales y las pasemos por el filtro de la emoción, como necesitamos que esas mismas decisiones no sean tomadas tan solo con el corazón y pasen por la razón, en concreto por el neocortex, auténtico director de orquesta de nuestro cerebro.

Un ejemplo bien documentado de las consecuencias de una lesión en la parte racional la tenemos en el caso de Phineas Gage, un obrero de ferrocarriles a quien un accidente lesionó el lóbulo frontal, anulando buena parte de sus funciones ejecutivas y de toma de decisiones, modificando de modo importante su personalidad, algo que le llevaba a tomar sus decisiones sin apenas participación de la razón.

Últimamente hablamos mucho de las emociones y de la necesidad de considerarlas, pero en ningún caso de dejar de lado a la razón. No es nueva la frase La virtud está en el punto medio, algo que refleja bien la gestión adaptativa de las emociones.

Son muchos los casos en que los gurús de la gestión se han dejado llevar por la ira y los efectos que de ello se han derivado, ¿qué hubiera pasado si esas emociones, esos impulsos, hubieran pasado por la razón?, pensemos en las personas con las que hemos trabajado y cuán distinta podría haber sido la relación y, con ello, la satisfacción en el puesto de trabajo.

¿Trabajamos porque una y otra vayan, por fin, en sintonía?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Equipos, Esencia, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Nuevo paradigma, Sociedad, Trabajo en equipo, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.