Liberarse

cadenas rotasPor fin lo hiciste, lo hiciste y como si de una operación de cataratas se tratara, empezaste a ver claro, se desprendió esa neblina existente ante tus ojos. Fue duro, porque nunca imaginaste mostrarte vulnerable, nunca supusiste llegar a decir no a nada, y es que tenías que rozar la perfección o ser la misma perfección encarnada.

Pero hoy soltaste carga, te mostraste como eres, con tus luces y tus sombras, dejaste ver la persona que hay en ti oculta tras un sin número de disfraces, tras un cúmulo de corazas que escondían lo que tu pensaste que te hacía débil y que es, precisamente, aquello que te convierte en persona y en faro de tu propio camino.

Supiste también decir no, y lo hiciste consciente del precio que pagabas por ello, y estuviste en disposición de la renuncia para decirle a la Vida, para decirte a ti, para ponerte por vez primera, desde hace ya demasiado tiempo, en cabeza de tu lista de prioridades.

Fue complejo porque para ello debiste tomar consciencia de quien eres en realidad, fuera de los estatus, los roles y los apegos que son, al cabo, no más que un conjunto de ropajes que no dejaban percibir tu esencia, tu parte vital, tu luz.

Has hecho tu elección, y la elección es también renuncia al camino que ya no será, y aceptación al camino que ya es y al que vendrá.

Hoy miras a tu espejo y te reconoces en él ¿cuánto hacía que no era así?. Quizás veas miedo, quizás valentía, tal vez orgullo por dejarte Ser por vez primera, sin necesidad de la aceptación previa de los otros. Hoy has soltado amarras con el destino que has decidido, sin más brújula que tus valores.

Primero oyes su sonido, después elevas la vista al cielo y ves pasar ese avión en el que tantas veces habías volado, sonríes y sigues tu camino; hoy parte el vuelo hacia tu interior y para ese viaje, lo mejor es ir con poco equipaje y soltando lastre.

¿Cuál has decidido que sea tu destino?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Esencia, Felicidad, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.