Trastolillo

Duendes y hadasOigo la sonrisa en tu mirada, veo el brillo de la alegría en la forma en que caminas hacia allí, decidido, seguro. Transmites el baile de tus sentidos a través de tu mirada franca y limpia, de tu sonrisa ancha, de tus palabras firmes.

Te has propuesto ver en cada bache una virtud, en cada problema una oportunidad, en cada noche un preludio del día, un espacio para el descanso y la renovación. Miras con sorna a esos seres enfurruñados que ven en ti a un competidor por llevarse a aquellas gentes; ellos hacia la oscuridad, tu hacia la luz, ellos hacia la frialdad, tu hacia la calidez.

Buceas en cada uno de nosotros, buscando esa chispa, esa tierra yerma o fértil dispuesta a coger la simiente del presente y del futuro y preñarla de esperanza, de vida, de color.

Veo tus ojos traviesos, tus manos menudas deshojando la libreta del pesar, dejándola sin argumentos, tornándolos arcilla que moldearás para que tome la forma que nos acoja. Oigo desde aquí tus risas desvergonzadas, tus chanzas al odio, al miedo, a la desesperanza, al sinsentido.

Me lo cuentas al oído mientras me encuentras abatido, y ese susurro se hace razón y la razón alegría y optimismo. Ayer no fue pero hoy será, y sabré hacerlo para que así sea y sepa contagiarlo.

Tu ves el sol más allá de las nubes, el hogar en la choza, el calor en el fuego, el crecimiento en la dificultad. Tu solo me miras y con eso me arropas, me acompañas, me haces grande y luminoso, y crezco en mi para que otros también lo hagan.

Hoy te he visto, Trastolillo, estabas en mi interior y supe verte, y eso me hizo fuerte y me dio valor. Hoy no temo, hoy todo es luz porque supe acogerte.

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Esencia, Felicidad, Liderazgo, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Trastolillo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.