Una nueva vuelta de tuerca a la humildad

humildadMuchas han sido las veces que me he arrancado a plasmar unas letras en torno a la insana y pérfida soberbia y a su maravillosa hermana la humildad, porque no pueden existir la una sin la otra, sería una cara sin la cruz, un ying sin yang, una Isabel sin su Fernando, una luz sin sombra y eso, no veo que sea posible.

Me he sorprendido con la mente perdida en pensamientos que no me aportaban más que pocas dosis de humildad y sí muchas de soberbia, soberbia corrosiva y ácida, capaz de matar, o al menos de adormecer, a lo mejor que hay en mi. Cuando me pongo por delante de todo y de todos, cuando creo que tan solo en mi está la Razón y la Verdad, cuando mi sombra alargada es mucho mayor que mi esencia, entonces es que algo en mi interior se está rompiendo, se está diluyendo, está desapareciendo.

Y es que con semejantes actitudes, es imposible que pueda llegar a contemplar lo bueno que hay en otros, las perlas de conocimiento que hay tras tu sonrisa, o agazapada detrás de sus palabras sencillas, huyendo de barroquismos trasnochados o de discursos sin contenido.

Cuando te sientas a escuchar a tu hijo, a tu pareja, a tu amigo, a tu colaborador, a tu colega, a tu jefe, te das cuenta de la enorme cantidad de aprendizaje que hay en sus palabras, si y solo sí, eres (soy) capaz de acallar esas voces que te dicen que esto y aquello, ya lo sabía, lo había hecho, se me había ocurrido, lo había dicho, …. Y tantas y tantas expresiones por el estilo.

Te propongo que nuevamente nos sentemos con la mentalidad del aprendiz, sin prejuicios, sin etiquetas, sin razones, virgen de juicio, anhelante de tu verdad para que juntos podamos construir la nuestra; ¿empezamos hoy?, ¿empezamos ahora?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Equipos, Esencia, Felicidad, Límites, Liderazgo, Life Coaching y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .