Serenidad y paz interior

El fin es mi principioEl relato que os expongo a continuación no es una invención, es la realidad vivida o, mejor dicho, disfrutada de un día cualquiera, en un lugar que no es cualquiera y con dos personas que permitieron que mis sensaciones fueran de una total serenidad.

Llegamos a un enclave junto a una estación de tren, justo allí habíamos quedado con Joan, la persona que iba a mostrarnos unas instalaciones en las que realizaríamos las jornadas de crecimiento personal en el mes de junio de 2015 con una comunidad de personas interesadas en su propio camino y el acompañamiento a otros.

Solo con ver la cara y oír la voz de Joan ya tuve la sensación de que estaba ante una persona buena, una persona que transmitía sencillez, Vida vivida, serenidad y paz interior, algo que quedó confirmado cuando nos dimos la mano y nos saludamos, fluyendo una energía en el ambiente capaz de impregnar el espacio por completo.

Joan nos iba mostrando su creación, su obra, en un entorno exuberante de naturaleza en el que cada árbol, cada piedra, cada sonido, formaba parte de un todo, hasta el punto que el tiempo parecía haberse detenido y transformado en No Tiempo. Allí no existía la posibilidad de tener prisa o estar estresado, simplemente era imposible.

Conforme avanzábamos, más se extendía esa sensación de plenitud, de ausencia de cualquier tipo de necesidad, todo era suficiente, todo estaba bien y nada en absoluto era accesorio.

Bien pocas veces he tenido esa sensación, esa sensación de estar armonizado con la naturaleza, con el universo, sintiéndome parte de un todo, algo que vi expresado en la película El fin es mi principio, la historia de la despedida de un hombre, Tiziano Terzani de su hijo, cuando siente llegar su fin formando parte de ese ente global.

Intuyo que las jornadas serán un regalo para los sentidos, aunque eso forma parte del futuro. Lo que sí me he llevado hoy ha sido este regalo, este baño de sensaciones que me han permitido estar un poco más cerca de mi.

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Esencia, Eventos diversos, Felicidad, Life Coaching, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Serenidad y paz interior

  1. Mònica Bori dijo:

    Hay que saber escuchar y sentir para darse cuenta que la Vida te ofrece regalos cada día.
    Tú eres una persona que eres sensible a estos ofrecimientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.