Yendo a por nuestro Objetivo (1 de 4)

Elefante de BucayMontañas de ideas, de ideas geniales, de sueños que quedan en el libro de las ideas que hubieran podido cambiar el mundo, en las nieblas del mundo de las ideas, incapaces de encontrar la paternidad de alguien con el coraje, el empuje y la decisión suficientes para llevarlos a cabo.

¡Que distinto sería el mundo si esas ideas se concretaran!, pero ahí es donde salen todas nuestras limitaciones, todas nuestras creencias que nos mantienen pequeños. Dejarme que os cuente un cuento ligero:

En todos los circos veréis un enorme elefante atado con una cadena a una pequeña estaca, una estaca que, con tan solo un soplido del noble animal, saltaría por los aires dejándolo libre, PERO, cuando era pequeño lo intentó y lo volvió a intentar hasta la saciedad y, viendo que no era posible liberarse de ella, dio por sentado que jamás podría hacerlo; hoy sigue viviendo presa de esa creencia.

¿Os suena?, es algo parecido a lo que nos ocurre con nuestras limitaciones, que hemos dado por sentado que la limitación no tiene solución y nos hemos resignado, que no decidido, a vivir en la pequeñez que supone no saltar esa barrera, no franquear esa limitación o, en una palabra, no liberarnos de nuestra estaca. Es algo parecido a cuando no nos atrevemos a hacer algo, a hacer esa llamada, a tomar esa iniciativa, a…por el temor al que dirán, a como nos percibirán a partir de entonces.

Afortunadamente, eso no le ocurrió a Machado, a Dalí, a Velazquez, a Fernando Alonso, a Koldo Saratxaga, a Santiago Ramón y Cajal o a tantos y tantos otros que simplemente decidieron saltar sus barreras y creer en sí mismos y en sus posibilidades, sacando el mejor de ellos mismos y consiguiendo llegar a esa meta que se propusieron. He puesto nombres conocidos, pero lo mismo pasaría con Marcos, Cristina, Paco, Mar, Juan, Carlos, Xavier, Javier, nuestro vecino o el antiguo compañero de trabajo.

Sí, veo tu sonrisa pensando que lo que lees es muy bonito pero irrealizable por tus condicionantes; te propongo acompañarte en este camino, empezando por compartir algunas ideas que me encantaría que te pudieran servir de guía.

¿Empezamos el camino?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Buscar trabajo, Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Esencia, Felicidad, Liderazgo, Life Coaching, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.