Renovación

Objetivo común, piña castelleraTodo parecía estar perdido en aquel maravilloso Equipo, el ambiente enrarecido, las emociones contenidas, las verdades no dichas y las verdades veladas, oscuros escondites de sentimientos encontrados que otrora fueron cuna de maravillosos proyectos en los que uno tras otro y todos a la vez, se apasionaron sin vergüenza ni pudor.

Esa voz callada no podía ser escuchada, simplemente porque estaba agazapada. Tenedora de buena parte de las vivencias de todos, observadora de sus realidades, de las tuyas y de las suyas, y de todas al final, no tenía el espacio necesario para revelar ese sentir, esa verdad parte de la Verdad en la que todas las partes coexisten y ninguna es expulsada.

La más oscura de las sombras estaba sobre el pulso de ese Equipo, las emociones empezaban a enquistarse y a supurar, tornándose estados de ánimo depresivos, recelosos y resignados, de los que ya poco cabía esperar salvo frustración y resquemor. No cabía más que empezar a frotar, a frotar esas emociones, a hacerlas visibles, todas ellas, rompiendo esa armonía triste que se había asentado en su seno.

Ahí no hubo un líder, o mejor dicho, el líder fue el propio Equipo que tomó la fuerza de todos y cada uno de sus miembros, elevando exponencialmente sus posibilidades.

Como el junco, todos los intentos iniciales no hacían más que preparar el terreno, sin que fuera visible avance alguno, aunque las raíces sólidas y robustas de aquella relación, proseguían su crecimiento hacia el interior.

Cuando el Equipo estuvo preparado, la chispa saltó y prendió la lumbre del cambio, del cambio que debía ocurrir en el sistema, limpiando emociones corruptas. El junco empezaba a brotar con toda su fuerza, arrastrando a su paso esa tristeza de barro, buscando la luz, buscando su calor.

Ahí salió de nuevo la ilusión del conjunto, la confianza que poco a poco iría prendiendo de nuevo aunque, para ello, antes tuvo que haber sufrimiento y angustia por aquello perdido que no era tal, si no la transformación que debía ocurrir en el nuevo periodo de maduración del Equipo.

Cada Equipo tiene sus fases y, una de ellas, puede ser su desaparición o renovación, ¿es bueno, es malo?, simplemente es.

¿Qué es lo que está queriendo pasar en el colectivo en que estás inmerso?, atrévete a rascar e invita al resto de miembros a hacer saltar esas costras de verdades ocultas.

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Empresa, Equipos, Liderazgo, Nuevo paradigma, Trabajo en equipo, Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Renovación

  1. La verdad es que tanto de hablar de LÍDER, que la idea de LIDERAZGO la dejamos a tras siempre.

    ¿Por qué no un “líder grupal” si existe esa compenetración en el equipo?

  2. Marta Esteve dijo:

    Jordi!

    la alegría de abrir el correo y ver un nuevo post.. los leo todos, algunos me llevan a reflexionar y otros a compartir con el resto de tu audiencia mi reacción al leerte: JORDI QUE BUENO ERES!
    Y que bien sabes extraer lo emocional del mundo empresarial y que buena tarea hacen para sus equipos los que confían en ti.

    Se que no disfrutas con tantos elogios pero mira me ha salido así!

    Esta “renovación” que has escrito hoy va a hacer bien a gente que conozco porque tu descripción poética (la más oscura de las sombras es muy de Sabina..) va a ayudar a entender desde lo más humano de cada una de esas mentes poderosas con corazones a menudo apocados, que gobiernan muchas empresas, que hay que salir del armario si no queremos acabar viviendo dentro del armario.

    GRACIAS por compartir!

    Marta

    • koakura dijo:

      Hola Marta,

      Hoy has conseguido ponerme como un tomate, sí señora, muchas gracias por tu reconocimiento.

      Sí, demasiada gente encerrada en sus castillos de sobriedad y razón, sin dejar que se ventilen las emociones de una forma ecológica e higiénica, no obstante, las cosas están empezando a cambiar.

      Un abrazo gordo y gracias e nuevo por tus palabras

Responder a Marta Esteve Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.