La puerta del cambio sólo abre desde dentro

Abrir la puerta con la manoVeo algunas sonrisas socarronas ante el títulin de esta reflexión, algo así como “eso lo hemos oído en todos los cursos de gestión del cambio” y nunca lo hemos visto hecho realidad, y no os falta razón aunque….

Y ahora viene la argumentación desde mi esencia, desde la parte del ser en la que se encuentra la maneta que abre la puerta. Sesión tras sesión compruebo como el proceso transformacional únicamente puede producirse desde el convencimiento del individuo, desde lo más profundo de su ser, cualquier intento sobre otras bases devendrán teatrillos de marionetas con mayor o menor fortuna.

¿Cuantas veces no habremos oído “a este/a le cambio yo”?, ¿cuántas lágrimas no habremos visto por esos cambios que no llegaban o que, produciéndose, eran efímeros?

Desde estas líneas me atrevo a afirmar que el cambio es posible desde el interior de la persona, desde su conocimiento más íntimo, desde sus anhelos más deseados, desde sus angustias más intensas, desde sus desgarros emocionales…o desde los aspectos más simples o banales para el más común de los mortales.

No basta con la verbalización o el deseo, hay que tener el firme convencimiento de salir de nuestra zona de confort, de avanzar, de crecer, de expandirnos hacia el mejor yo que queramos ser, conscientes de la dificultad que ello implica pero firmes en nuestra decisión.

Ayer la soberbia fue mi hábito, hoy camino hacia la humildad, deseoso de que el camino me muestre la forma de desprenderme de esa losa que pesa en mi equipaje. Sacar unos elementos que me impiden crecer para hallar otros que me permitan expandirme, esa es la parte apasionante de mi viaje hacia la transformación.

Y ahí me lanzo mi propia pregunta, ¿cómo será mi mejor yo?, consciente de la volatilidad de la misma; ¿cómo sacaré lo mejor de otros sin sacar antes lo mejor de mi mismo?.

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Felicidad, Liderazgo, Life Coaching, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La puerta del cambio sólo abre desde dentro

  1. Marta Esteve dijo:

    Jordi,

    Que bonito leer argumentaciones que vienen de tu esencia. Me encanta la palabra y sobretodo desde que Vivo su significado. Cuánta conexión tienes con ella para explicarlo de forma que podamos entenderlo. Estoy tan de acuerdo con lo que nos dices! Y para terminar la gran vocación de servicio al prójimo, de predicar con el ejemplo. Saca lo mejor de tí que sólo así enseñaras el camino. Ayudar/enseñar desde la vivencia compartida y confiar en que el camino nos enseña, a ver si nos vamos a creer que tenemos que saberlo todo! Para eso vivimos para aprender!!
    Gracias
    Marta

    • koakura dijo:

      Hola Marta,

      Gracias por ese precioso comentario. El camino es un camino de aprendizaje y crecimiento, solo la soberbia nos podría engañar con el espejismo de la sabiduría.

      Un abrazo, gracias de nuevo y feliz día

  2. Ester Morros dijo:

    Buenos días Jordi!!

    Estoy totalmente de acuerdo en que para que haya un cambio, vienen de una puerta que se abre desde dentro, y es a partir de aquí que con trabajo y esfuerzo se puede conseguir. De todos modos, creo que también es igual de importante conocer nuestras limitaciones. En ocasiones hay personas que se fijan objetivos que superan sus capacidades, habilidades, o que tienen que invertir un esfuerzo tan grande y renunciar a cosas muy importantes para ellos, sólo para obtener una muy pequeña recompensa. No sé si compensa.

    Creo que toda persona, cuando se levanta por la mañana, debe buscar la felicidad y todo el mundo debería trabajar para eso. Se debe hacer una reflexión madura e ínitma de qué es lo que quiero, qué estoy dispuesta a invertir o a perder para conseguir aquello y si lo que obtendré me compensa el esfuerzo.

    Lo difícil no es hacer las cosas, lo difícil es saber qué queremos.

    Un fuerte abrazo!

    • koakura dijo:

      Hola Ester, tu lo has dicho, trabajar para ser feliz y, sobre todo, saber qué es lo que queremos, ¡complejo conocimiento!, sí señora, que solo puede venir de nuestro interior así que nada mejor que dedicarnos tiempo en bucear en nuestro interior.

      Un abrazo, gracias por tus palabras y feliz día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.