La palabra crea universos

tolerancia Perro y gatoDicen de la palabra que crea universos, que la sola unión de sílabas empieza construyendo mundos y, ante tamaña amenaza, pienso en todos aquellos que, con un medio delante, son capaces de crear submundos, mundos dentro de otros, con sus solas realidades campando a sus anchas, construyendo opiniones, destruyendo creencias, aletargando conciencias, espoleando odios o ilusiones, alegrías o temores, esperanzas o angustias.

Pensemos en el poder de esa palabra, la que empleamos cada día, en nuestra labor familiar, docente o profesional. Esa palabra que creará filias y fobias, que constreñirá o liberará corrientes de pensamiento, especialmente cuando está en manos de esos líderes de opinión, cuyas calenturientas cabezas no son capaces de construir más que estiércol cognitivo que puede llevar a vivir auténticas batallas inexistentes, salvo en esas recalentadas meninges, presas de sus propias cárceles de odio y rencor.

Veamos ahora aquellas que son liberadoras, las que ofrecen un sinfín de posibilidades, de auténticas autopistas de conocimiento y opinión, las que tienen las preguntas más que las respuestas, las que no aleccionan si no que acompañan en un camino enriquecedor, marcado por el propio lector u oyente.

Ciertamente, las palabras son capaces de construir mundos ya que, sin ellas, difícilmente existiría este tal como lo conocemos, pero ahí, ahí es donde rompo una lanza a favor de la libertad de criterio, de dogma, de pensamiento, con la generosidad de aceptar la palabra de mi amigo, pero también la de mi oponente, que no enemigo, de respetar su opción contraria a la mía, huyendo de radicalismos caducos y enfermizos, de prisiones de negros y grises, por el bien de una paleta cromática de millones de colores.

Las palabras habrían construido una realidad muy distinta si hubiera nacido en India, en Sudáfrica, en Nepal, en China o en Pakistán. Mi mundo sería otro si las palabras de mis creencias hubieran sido dictadas por otras ideas, patrias o religiones.

Propongo el uso de la palabra como creadora de mundos y no como destructora de los mismos. Eso está en nuestras manos, en las tuyas y en las mías, en las de toda la humanidad.

¿Usamos palabras para crear o para destruir?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Liderazgo, Life Coaching, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

11 respuestas a La palabra crea universos

  1. Raul Merino dijo:

    Buenos días
    Hace unos días que leo más de lo que había hecho hasta ahora y una de las reflexiones que he interiorizado sobre el poder de la palabra es que ésta permite dudar de ella y mas aún cuando quien las usa no las corresponde con hechos
    Creo más en los hechos que en las palabras. Aunque sean necesarias para iniciar el camino son los hechos los que nos mantienen en movimiento
    Enhorabuena por todas las aportaciones a la reflexión

    • koakura dijo:

      Hola Raúl,

      Ahí está la esencia de la reflexión, las palabras deben estar conectadas con los hechos para mostrar la coherencia personal y, en el momento en que no es así es cuando nos encontramos descolocados, algo similar a lo que ocurre con cualquiera de los políticos con los que nos ha sido dado vivir.

      Sigamos dudando David, cuestionando todo lo que llega a nosotros, como nos decía Krishnamurtri en su obra “Libertad interior”, solo así podremos crecer.

      Gracias por tu aportación, un abrazo y feliz tarde.

  2. Àlvar Senar dijo:

    Y quizás se plantea también la palabra como constructora de nuestra realidad, de nuestro mundo, aquél que pisan nuestros pies, ven nuestros ojos y oyen nuestros oídos. Es interesante plantear también cómo nuestras reflexiones, las palabras que nos dirigimos a nosotros mismos nos afectan, tanto positiva como negativamente. La consciencia de este aspecto que, según mi opinión, es tan importante en nuestro día a día, en nuestro minuto a minuto, puede llevar a protegernos de las realidades destructoras que otros crean, a promover realidades positivas, a, en definitiva, mejorar nuestra vida y con ello nuestras relaciones con los demás y con uno mismo.

    Muy buen post, tal y como me tienes acostumbrado. Al final seguí tu consejo y me animé a publicar!

    Un abrazo!

    • koakura dijo:

      Hola Alvar!!

      Esta es una agradable sorpresa!!. Qué duda cabe que el diálogo interno lo construimos nosotros y supone una buena herramienta para las relaciones con nosotros mismos, con los otros y con el mundo y, cada cual, define ese diálogo como constructivo o destructivo y veo que tu sigues en la línea de crear y construir, más aún si empiezas a publicar.

      Muchas gracias por tu aportación al debate, un abrazo y feliz día.

      PD: Espero verte pronto 😉

  3. josepserracots dijo:

    Si no conociéramos el odio, el rencor, la envidia, seguramente las palabras tendrían otra tonalidad y seguramente otro contenido. La escritura y el mundo en general depende de la actitud del hombre.

    Saludos

    • koakura dijo:

      Hola Josep,

      Así es, todo depende de nuestra actitud y, por tanto, tenemos la capacidad de modificar nuestras realidades.

      Muchas gracias por tu comentario, un abrazo fuerte y feliz día.

  4. Respondiendo a la pregunta creo que para ambas. Aunque la historia nos ha demostrado que más para destruir. Y los que estamos por crear con la palabra, como el autor de esta nota, deberemos tener mucho cuidado de cómo las usamos y en que momentos es apropiada o no. En clase, por ejemplo, suelo decirles a mis alumnos que no me crean por lo que digo, solo les traigo reflexiones para compartir y puedan observar que creamos entre todos.
    Nos centramos en el aprehendizaje. Y tampoco los califico, son ellos los que se ponen las notas con mi acuerdo y en base a la calidad de las respuestas.
    Estamos en un mundo de cambios acelerados, aunque discontinuos y cada vez más complejos. El drama es que esta complejidad hace poco que viene estudiándose y con escasa comprehensión. La cultura occidental, en general, ha privilegiado el entendimiento por sobre la comprehensión, sin darnos debida cuenta que para poder entender antes debiéramos comprender.
    Al menos es común que predomine en nuestro país que se sobreentienda lo que ni siquiera se ha entendido y se pretenda entender lo que no se ha comprendido. Y ni hablar de comprehensión.
    Los que trabajamos con el coaching ontológico intentamos ir revirtiendo esta situación, con paciencia y mucha constancia, especialmente en las empresas en donde prestamos servicio y buscan encarar los negocios de otras maneras.
    Es un comienzo que el que seguramente todos los integrantes del Foro estarán intentando.
    Vayan mis deseos de éxito

    Ramón Beltrán Costa
    Psicocoach

    • koakura dijo:

      Muy buenos días Ramón,

      Ojalá los docentes con esta praxis fuerais mayoría. La potencia de las preguntas, de la reflexión y la indagación más que darlo todo masticado, es lo que nos lleva a un estado de consciencia superior, tal y como lo veo.

      Es cierto que la palabra destruye, como lo es movernos en el sentido inverso, trabajando porque un día podamos responder que la palabra construye.

      Muchas gracias por tu valiosa aportación, un abrazo y feliz día

  5. Marta Esteve dijo:

    gracias Jordi, como siempre nos haces pensar, en esta ocasión este post me lleva a reflexionar sobre la suerte que tenemos por haber nacido aquí y por poder expresarnos libremente.
    para algunas personas la palabra es media vida, por no decir la vida entera, conozco gente que es muy rica pero que no tiene esa necesidad de expresión , y conozco otros muchos que necesitamos compartir esa vida interior, pero también reconozco lo difícil que resulta no intentar influir cuándo estamos muy convencidos de algo. Ese es terreno de sabios y objetivo a conseguir!

    • koakura dijo:

      Hola Marta,

      Gracias a ti por leer el post y llevarnos a nuevas reflexiones. Un primer pensamiento me lleva a decir que sí, que tenemos suerte de haber nacido aquí, aunque una segunda reflexión me lleva a pensar que esto es así, según nuestra cultura y sistema de creencias, quizás existan otras personas sin esa necesidad de libre expresión, aunque nos cueste pensar así.

      Expresar nuestra opinión, tal como lo veo es enriquecedor para todos y muestra también una cierta generosidad al querer lo mejor para nuestro entorno y, en cualquier caso y como bien dices, es terreno de sabios en el cual tenemos el privilegio de explorar.

      Un abrazo, gracias de nuevo y feliz tarde

Responder a Marta Esteve Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.