Padres, ¿Quién dijo que no se ocupan?

Mamá con niñoEsta es una etapa maravillosa, no me cabe la menor duda, aunque me explicaré para no dar la impresión de ser un optimista desmedido.

Oigo aquí y allá hablar de padres (leerlo como el neutro para ambos géneros) que apenas se ocupan de sus hijos; pues bien, son las seis y cuarto de la tarde de un jueves en que he ido a documentarme, para iniciar un proyecto, a una biblioteca cercana y, ¡oh sorpresa!, me encuentro rodeado de progenitores de diversas niñas (estas sí, eran todas féminas), de entre 6 y 10 años.

No están armando alboroto, bien al contrario, hablan en voz baja, e incluso ríen en el mismo tono, están haciendo los deberes, o al menos eso deduzco de los libros, libretas y caras concentradas de las peques.

La verdad es que es algo que me llena de satisfacción, como decía el monarca; primero porque veo que hay padres que están por sus pequeños, segundo porque veo en sus caras auténtico interés por su desarrollo, tercero porque capto algunos retazos de conversación en los que la ocupación por ver como les ha ido el día es muy real.

Ahí está el futuro, en unos padres ocupándose realmente de sus hijos, de su salud física, cognitiva y emocional, no solo de unos resultados académicos que forman tan solo una pequeña parte de sus jóvenes vidas.

Supongo que tenía cara de atontado, dadas las risitas que suscité en unas hermanas que se daban golpes con el codo mientras me miraban, y es que una sonrisa se me había quedado en la cara.

La verdad es que no sé porque me sorprendí tanto, supongo que estaba contaminado por falsas creencias de la desatención de los padres hacia sus hijos, o las noticias de los noticieros que tan solo dibujan la maldad de la sociedad, obviando estampas como la que vivía en primera persona, como un espectador privilegiado, aunque eso no es noticiable.

Es posible que esas mamás y esos papás (un guiño al género, por favor), consideren que la educación de sus hijos es un valor primordial para ellos y que crean, y ahí me apunto a la creencia, que buenas dosis de amor, dedicación, comprensión y límites, harán de ellos adultos responsables y autónomos que puedan deshacer los entuertos que esta generación nuestra se empecina en crear.

No veía en las caras de los adultos sufrimiento o preocupación por lo que estaban dejando de hacer, más bien caras de interés, cariño y “presencia” con las pequeñas, seguramente porque en ello estaba su premio y su satisfacción, incluso en esos bigotes pintados del pan con chocolate de la merienda que una de ellas estaba devorando.

No sé como os llamáis pero, en cualquier caso, gracias Pedro, María, Cristina, Mónica o Juan, estáis forjando los cimientos del mañana con la arcilla de hoy.

¿Es este el camino?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento, Esencia, Felicidad, Límites, Nuevo paradigma, Sociedad, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Padres, ¿Quién dijo que no se ocupan?

  1. Rafael Buzón Benjumea dijo:

    Buenos días a todos:
    Reto importante el de este grupo, cuando hay tantas personas que sufren pudiendo ser felices.
    Leía esta historia: un padre estaba en casa cuidando a su hijo, el padre estaba estresado porque tenía mucho trabajo que sacar adelante, y El Niño constantemente le preguntaba,
    Entonces se le ocurrió: miró en una revista y vió un mapa del mundo. Lo rompió en trozos y le dijo que lo formará. Pensó que de esta forma estaría entretenido un buen rato. Pero a los cinco minutos El Niño ya lo tenía hecho.
    El padre sorprendido le preguntó que como lo había hecho. Y El Niño le dijo: vi que por detrás del mapa había la forma de una persona y la he formado.
    El autor sacaba la maravillosa conclusión de que “para construir el mundo, primero hay que formar a la persona”. Y me parece que esta es la labor.

    Esta en sintonía con lo que decís en este artículo: “Es posible que esas mamás y esos papás (un guiño al género, por favor), consideren que la educación de sus hijos es un valor primordial para ellos y que crean, y ahí me apunto a la creencia, que buenas dosis de amor, dedicación, comprensión y límites, harán de ellos adultos responsables y autónomos que puedan deshacer los entuertos que esta generación nuestra se empecina en crear.

    Cuando por caminos distintos se llega a una misma solución, es que hay muchas posibilidades de que esta sea buena, ahora solo falta llevarla a cabo para todos. Y se me ocurre que lo mismo que el ingles es necesario y hay un programa en televisión con Vaughan, EL DESARROLLO PERSONAL también lo es, y al menos yo considero necesario crear unprograma permanente que nos ayude a formarnos en VALÓRES y en el crecimiento como personas.

    Un cordial saludo

    • koakura dijo:

      Hola Rafael,

      Que buenas palabras y que acertado el comentario. Parece mentira que se le de tanta importancia a lo cognitivo y tan poco a lo espiritual (ojo!, no hablo de religión), a la esencia del individuo, del niño y del hombre.

      Ser padres es una maravillosa ocupación más que preocupación y los distintos caminos para serlo, como bien dices, quizás debieran pasar por algo más que por satisfacer las querencias de los pequeños y centrarnos más en sus necesidades.

      Gracias por tu interesante aportación, un abrazo fuerte y feliz día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.