Las consecuencias de mis actos

dominoFormamos parte de un todo, eso parece ser algo demostrado y palpable y, por ello, cualquier acción que realizamos, u omitimos, tiene un resultado directo sobre nuestro entorno, primero y sobre el mundo, después.

Es importante tomar consciencia de este concepto: la repercusión de nuestros actos, en nosotros mismos, en nuestro entorno (los otros) y en el mundo.

Hacer esa llamada, contratar a esa persona, decir esa palabra amable, asumir los compromisos contraídos o regalar esa sonrisa, como actos constructivos, construyen un clima emocionalmente positivo y de crecimiento.

Del mismo modo, eludir nuestra responsabilidad, golpear con una mala palabra, no impedir una mala acción o realizarla, construye un ecosistema emocional de destrucción, impidiendo el crecimiento y la alegría.

Por poner un ejemplo en cada uno de los casos, el que le diga una palabra amable al quiosquero puede alegrar su día, un día que era aciago y que contribuyo a endulzar. Este a su vez, llegará a su casa y posiblemente fruto de ese estado de mayor serenidad, lo contagiará a las personas con las que vive, algo que funcionará con un efecto dominó, con todo lo que ello conlleva.

La cara opuesta de la misma moneda con un hecho en boga en nuestros días. No cumplo mi promesa de ir a ver el partido de mi hijo, algo que empieza a ser costumbre, lo cual provoca en él tristeza y falta de confianza hasta que, con el tiempo, ninguna de mis promesas o compromisos las tiene en cuenta, simplemente se siente abandonado y plato de segunda mesa.

¿Lo vemos?, tomemos consciencia de las repercusiones de nuestros actos, solo así podremos calibrar en la justa medida el impacto que tenemos sobre nosotros mismos, los otros y el mundo.

Puede parecer una obviedad, aunque no por obvio es menos cierto que cualquier acción u omisión, tiene una repercusión que nos transciende.

¿Qué haré hoy conscientemente para contribuir a hacer de este un mundo/sociedad/organización mejor?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Buscar trabajo, Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Felicidad, Límites, Liderazgo, Life Coaching, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Las consecuencias de mis actos

  1. josepserracots dijo:

    Regalar una sonrisa y desear un buen día. Estar dispuesto a ayudar!!!

    Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .