Creer es confiar

De nuevo quiero apoyarme en un video para compartir algunas reflexiones sobre el liderazgo y la potencialidad en los equipos, así que os pediré que veáis este que dura tan solo algo menos de 3 minutos.

Como líderes, pretendemos tener el máximo control sobre todo aquello que consideramos que es nuestra responsabilidad, pensando que todo es controlable y que tan solo la forma en que yo hago las cosas es la adecuada.

Al final, tal como le dice el viejo maestro, la tortuga, todo es cuestión de confianza en los miembros del equipo y en el equipo en sí: creer en ellos, pensar que tienen un potencial enorme por desarrollar en algunos aspectos y desarrollado ya en otros, les dará alas en su crecimiento, lo contrario, los castrará y les hará dependientes de su “jefe”, que no líder.

Fijaros que, en el vídeo, cuando el viejo maestro le pide a su Discípulo que le prometa creer, este sufre cuando adquiere ese compromiso ya que no acaba de creer que él mismo pueda creer en el guerrero al que aluden. Le está pidiendo que abandone su zona de seguridad y control, le pide que se atreva a confiar en su equipo, algo a lo que no está habituado y que le coloca en una zona de disconfort.

Creer, es una palabra sencilla, corta y fácil de pronunciar, y también es un concepto que guarda la confianza y la colaboración.

Cuando se produce esa mutación en nuestro interior, un universo de posibilidades surge ante nosotros, los colaboradores dejan atrás su infancia y pubertad profesional y acceden a la juventud y a la madurez que les permitirá, un día, tener integrada la necesidad de actuar del mismo modo y dar a nacer nuevos líderes acompañados por ellos mismos.

Nos aferramos al control sin querer oír las necesidades reales del colectivo en el que estamos inmersos, ese control, sea de forma consciente o inconsciente, nos da la sensación de imprescindibilidad, pero eso no es más que una sensación, por cuanto lo que provocamos es un continuo cuello de botella que impide la fluidez del equipo.

Sí, es cierto, se equivocarán, como nosotros hicimos antes, como también es posible que accedamos a nuevas formas de hacer que, hasta ahora, ni tan siquiera habíamos contemplado.

¿Qué es lo que vas a hacer hoy para empezar a creer verdaderamente en tu equipo?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Liderazgo, Nuevo paradigma, Uncategorized, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .