El salto a la gestión directiva

Piel y cuerpoLlega el final del proceso de coaching y el coachee va desgranando sus vivencias durante el mismo, los momentos en los que ha sufrido y los momentos en los que de verdad ha disfrutado, analizamos sus objetivos y el grado de asunción de los mismos, comprobando que el proceso ha resultado beneficioso.

Y ahí podría haber quedado todo, de no ser porque empieza a verbalizar el principal aprendizaje: me he dado cuenta de que esta promoción, la que me ha convertido en un miembro del equipo de dirección, no es una continuación de mi labor hasta ahora, he pasado de realizar una función técnica, una función en la que tenía que hacer, a otra muy distinta en la que tengo que hacer que otros hagan.

Esta es una conversación muy real, una conversación en la que la persona verbaliza su toma de consciencia durante el proceso, dándose cuenta de que sus funciones en la línea ejecutiva son por completo distintas a las que pensaba, como lo son los indicadores por los cuales será medida su eficacia.

Hasta entonces se limitaba a controlar que otros hicieran las cosas tal y como pensaba que debían hacerse, luchaba por, además de las tareas de gestión, seguir haciendo lo que hacía hasta entonces, ya fuera la contabilidad, las visitas comerciales, el control de la producción, etc. En resumen, una continuación de lo anterior.

Durante el proceso ha sido capaz de ver que las personas de su equipo son seres autónomos, con un gran potencial por desarrollar, si se les deja hacerlo, con iniciativa y proactividad, hambrientas de ese desarrollo y ahítos de control, ha visto como ella misma necesita cortar sus propias amarras con la labor anterior, para poder zarpar hacia aguas más profundas de la gestión directiva.

Ese ha sido el gran salto en el proceso, ver la diferencia entre el perfil técnico y el perfil directivo, entre hacer, hacer hacer o hacer que otros hagan hacer hacer. Puede parecer un trabalenguas, pero es la más sencilla de las lecciones de gestión y la más compleja de asimilar.

Continuar haciendo lo mismo ampliando mi ámbito no deja de ser más que un parche, castra a las personas del equipo, agota a la organización y derrocha recursos muy valiosos. Pensar que, entonces, será cuando me dedique a pensar en el futuro y a lo que desde ahí podremos hacer, es la mejor de las recompensas.

Este es un caso real que he vivido en distintas ocasiones, ¿cuándo empezarás a ejercer tu labor directiva y dejarás atrás tu labor técnica?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Empresa, Liderazgo, Nuevo paradigma, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a El salto a la gestión directiva

  1. koakura dijo:

    Muy buenos días Alfredo,

    La experiencia del coachee en un proceso de coaching suele ser de gran intensidad y de toma de consciencia de aspectos que, aún y estando ahí, resultaban invisibles. La vida realmente se torna Vida, un matiz importante, en tanto en cuanto pasamos a Ser en toda nuestra riqueza interior.

    Gracias por tu comentario, un abrazo y feliz día.

  2. alfredo dijo:

    Me resulta muy interesante saber que tal vez, con diferentes formaciones, experiencias y tal vez, criterios sobre técnicas de coaching y counseling, se logran cosmovisiones similares, como una forma, tal vez, de aunar voluntades para hacer que la vida sea un poco mejor.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.