Sordo de mi

estresMi cuerpo me está gritando pero no le oigo, o quizás no quiero oírle pese a la intensidad de su agonía. Desarreglos estomacales, contracturas musculares, pérdida de piezas dentales debido al bruxismo, malestar general, tristeza, … son muchos los avisos pero tan solo los achaco a una mala época, un mal momento que, tal como vino, se irá.

No soy consciente de la trascendencia de la llamada de mi cuerpo, mi mente niega la evidencia y soy el único ciego en mi entorno que me percibe ya en el borde del abismo.

¿Te suena familiar?, es posible que no, porque yo sé que esto a ti no te está ocurriendo, que esto es algo que solo les pasa a otros pero nunca a ti, alguien con un nivel de resistencia mucho mayor que la gran mayoría. Ya lo dicen, – en peores plazas he toreado – , ignorante de que esta es una plaza de la que, cuando se sale, difícilmente se vuelve a entrar: se llama vida y no tiene la capacidad de retorno.

No hace muchos días alguien me decía que tampoco era necesario hacer grandes cambios y, la pregunta que me venía era ¿qué es un gran cambio para ti?, porque quizás ese gran cambio fuera, simplemente, empezar a escuchar a tu cuerpo, refugio de tu esencia.

¿Qué es lo que tanto me asusta que lo ignoro?, ¿qué es lo que oculto tras el disfraz de la indiferencia?, ¿qué es lo que me hace negar la evidencia?

Escucharse a sí mismo es el principio del principal de los diálogos, pero hay que estar dispuesto a ello, hay que manifestar una disposición a aceptar aquello que la cognición rechaza. De algún modo, hay que querer querer.

Negar la evidencia no va a hacer que esta desaparezca y, bien al contrario, animará a esos signos a manifestarse con mayor virulencia, hasta que no sea yo solo el afectado y también mi entorno más próximo se vea removido por mi ceguera.

¿Qué es lo que no estoy dispuesto a escuchar en mi?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Esencia, Life Coaching, Nuevo paradigma, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.