Rechazo a admitir el halago

parlar_a_orellaEs curioso, desde la posición de observador, ver como el ser humano es tan reacio al halago, al reconocimiento, o bien nos pasamos al otro lado y pecamos de soberbia, recriminando a aquel que  no nos ensalza.

La primera de las posturas, podemos verla en cualquier momento, al alabar a una persona, vemos como se levantan todas sus defensas, surgen las explicaciones no es nada, es algo natural…ha sido gracias a la participación de…sin dar tiempo a que ese reconocimiento se pose en el sujeto. Pueden surgir también conductas fronterizas que quieren evitar la situación, algo así como toses, risas nerviosas, movimientos, en resumen, conductas evasivas de una situación que, de hecho, nos desborda.

En determinadas ocasiones utilizo, trabajando con equipos, el reconocimiento como vehículo para el refuerzo de la autoestima personal y de la confianza. Veamos cómo con un caso práctico enmascarando a sus protagonistas reales.

Estuvimos trabajando varios meses en la facilitación de un equipo y, durante las sesiones, la verdad es que acabaron apareciendo algunos de los elementos que impedían un trabajar fluido entre ellos algo que, en algunas ocasiones, resultó perturbador e incluso conflictivo. Podríamos decir que fue algo así como una maratón vivida en el transcurso de cerca de un año, en la que afloraron emociones de todo tipo.

En la última sesión, en el momento del cierre del proyecto, pedí un voluntario que se colocaría en un punto de la sala y, frente a él, a su derecha e izquierda, se colocarían sus compañeros, formando un pasillo. Las instrucciones eran claras, vendaríamos los ojos del protagonista para que no pudiera ver nada ni intuir quién se iba a dirigir a él y, a partir de ahí, yo le iría guiando por el túnel, deteniéndome ante cada uno de sus compañeros, los cuales le harían un reconocimiento al oído.

Se trataba de avanzar poco a poco, permitiendo que las palabras calaran en su mente, algo así como un momento íntimo entre dos personas. El protagonista se limitaba a aceptar esas palabras y agradecerlas.

De ese modo, al llegar al final del túnel, le quitaba la venda de los ojos y dejábamos que el silencio reinara en la sala, a fin de profundizar en la emoción.

La mecánica era repetida con cada uno de los miembros del equipo hasta que habían pasado todos y, una vez finalizado el túnel de reconocimientos, vino la pregunta: ¿cómo os habéis sentido?, las respuestas fueron variadas, unas verbales, otras a través de sensaciones muy profundas, pero todas ahondaban en lo mismo, la dificultad de aceptar esos regalos, aún y percibiéndolos auténticos.

Nos culpabilizamos en exceso y nos cuesta admitir el elogio sincero y de corazón, ¿de qué nos queremos proteger, a qué tememos para adoptar esa actitud?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching profesional, Empresa, Equipos, Esencia, Herramienta, Trabajo en equipo, Valores y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .