¿Qué dirán de mi?

Emociones. Tiempos modernosHace unos días un buen amigo me comentaba algunos problemas que detectaba en el ámbito organizacional: el temor de los equipos de dirección, o de una buena parte de ellos, a enfrentarse con las emociones de sus equipos, de algún modo, preferían mantener esa armonía ficticia antes que dejar salir los humores, que diría Hipócrates.

Mantuvimos un debate interesante ya que mis experiencias han sido muy similares, viendo una progresión exponencial en los equipos que han decidido gestionar sus miedos y trabajar sus emociones como sistema.

Debemos partir de la base de que nos llenamos la boca cuando hablamos de la gestión de los Recursos Humanos, lo cual ya empieza a decirnos mucho, puesto que si hablamos de recurso, lo mismo hablamos del circulante, de los activos o del inmovilizado: un simple recurso. Olvidamos que hablamos de personas, esos elementos que movemos el mundo y que, afortunadamente, venimos dotados con un arco iris de sensaciones y emociones tales como miedos, ilusiones, retos, anhelos, sueños, objetivos, …

Hablamos, también con la boca grande, de la innovación en mercados, en productos, en procesos, en proyectos…pero poco cuando hablamos de la gestión de las personas y los equipos en las organizaciones, olvidando una vez más que se trata de personas como pack completo, sin que las emociones sean parte de un extra como ocurriría con el ABS en los coches de antaño.

¿El riesgo?, ser visto como un freak, ni más ni menos y, como eso no voy a permitirlo, prefiero seguir actuando como hasta ahora. Si obtengo beneficios soy el rey en las épocas en las que corremos (lo que ignoramos es hasta que nivel los podríamos aumentar) y, si de pérdidas se trata, está claro que la coyuntura actual no permite grandes alegrías y tenemos que seguir con recortes.

Por fortuna, algunas organizaciones están viendo el rendimiento de tener personas y equipos contentos, satisfechos, realizados, huyendo del presencialismo imperante aún en buena parte de las estructuras, del ordeno y mando y de tantas y tantas prácticas organizacionales tóxicas.

El mundo está cambiando y, con él, la sociedad y las organizaciones. Pronto veremos como las personas escogerán la empresa por parámetros que hoy resultan impensables y dependerá de lo que hoy sembremos, lo que mañana podamos recoger.

¿Empezamos a hablar de innovar en la gestión de las personas?

PD: Dedicado a todas aquellas organizaciones que se atreven a apostar por las personas y los equipos y que aglutinarán buena parte del talento futuro

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Emociones, Empresa, Equipos, Esencia, Liderazgo, Life Coaching, Nuevo paradigma, Sociedad, Trabajo en equipo, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a ¿Qué dirán de mi?

  1. Lídia dijo:

    Buenos días, y buen domingo. Aprovecho hoy para ponerme al día en algo de lectura.
    Que algo está cambiando está más que claro. Cuando un trabajador está en desacuerdo con los valores y la política de la empresa por la que está trabajando busca, aún con la que está cayendo, alternativas; y estoy plenamente convencida que con empeño, ilusión y ganas, esta alternativa se consigue. Las empresas que se avanzan y pueden detectar y prever este ir y venir, trabajando en línea para que sus empleados no tengan la necesidad de buscar su plena realización en otra estructura (esto no va de un sueldo mejor) obtendrán la fidelización (y a partir de ahí todo lo que sigue en cola) de sus empleados. La actitud de barroquismo empequeñece, sea quien sea quien lo provoque. Abrir ojos, abrir mente, escuchar de forma activa, y estar dispuestos a entender y comprender, y a ceder (que esto no es común) en beneficio de ambos para un cambio positivo, para crecer.
    Feliz día.

    • koakura dijo:

      Feliz domingo a ti también, Lidia y una vez más gracias por tu aportación que enriquece este post.

      Realmente, esta labor indagativa de las organizaciones es la que creará un orgullo de pertenencia, una fidelización a prueba de casi todo. Estoy convencido que en breve veremos grandes sorpresas.

      Un abrazo y gracias de nuevo.

  2. Jordi, qué crees que recogeremos?, con lo que estamos sembrando.

    A mi me asusta saber la respuesta y a tí. Qué pasará con los gobernantes que fantasean en el exterior de que nos reducen cada vez más los salarios y nos imponen más recortes y tenemos menor bienestar!!!

    Saludos.

    • koakuraJordi dijo:

      Hola Josep,

      Perdona pero no entiendo tu pregunta, el artículo es independiente de la clase política que tengamos, aunque bien es cierto que, como sistema, podría analizarse. En el post hablo de la valentía de algunas organizaciones de gestionar las emociones existentes en sus equipos, miedo, ira rabia, ilusión, alegría, tristeza, plenitud, valentía, odio… y cuyos resultados de todo tipo, trascienden a la propia actividad.

      Algunos cambios se están empezando a producir, y no precisamente en la clase política. Algo grande está pasando y va a seguir pasando, no lo dudes.

      Un abrazo y gracias por tu comentario

      • Perdona que no me haya explicado mejor. Al final del artículo comentas que según lo que sembramos luego recogeremos o algo parecido y a ésto me refiero. No concretamente a un partido político, en el caso de ahora según mi criterio se están tomando unas decisiones respecto a las contrataciones, despidos, idemnizaciones que repercuten directamente a los trabajadores. Mi razonamiento va si esto se está implantando, las empresas que recogerán de sus trabajadores , si se sienten mal considerado o valorados y no existe un compromiso por parte de la empresa.

        No se si me habré explicado mejor o no, espero que sí, ya me dirás.

  3. Hola amigos:
    Que importante que algunas empresas esten tomando en cuenta los aspectos emocionales de las personas para potenciar sus resultados, trabajando como participantes de equipos de trabajo. Una de mis experiencias que sobre este tema tuve en una empresa brasileña, fue que los trabajadores al momento de ingresar a la empresa, selecionaban su estado emocional por colores, verde: estoy bien, naranja: estoy mas o menos, rojo: me siento mal. De acuerdo con este registro, el supervisor tenia reuniones personales con los ROJOS, para ver como los podia AYUDAR para superar el problema que la persona tenia. Una persona en ROJO esta mas predispuesto a accidentes laborales, menor eficiencia y mayor productos no conformes. Continuemos en esta crusada para que los ejecutivos de las empresas acepten estas nuevas corrientes en la Administracion del Personal.

    Saludos cordiales

    Juan Retamozo

    • koakuraJordi dijo:

      Muy buenas tardes Juan,

      Esa es la idea y tengo la certeza de que algo grande está empezando a pasar. Cuando las personas estamos bien, somos capaces de alcanzar cualquier meta, por ambiciosa que sea, así que no hay más que ponerse a ello, sin miedo a parecer raros, o frikis, o como quiera que nos llamen, tal y como oía no hace muchos días a un directivo, temeroso de ser catalogado como ajeno a la tribu directiva, ¡pobres organizaciones!!

      Gracias por tu rica aportación al post. Un fuerte abrazo y feliz día

Responder a josepserracots Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.