Las recetas no existen

Recetas mágicasContra más experiencia acumulo, más consciencia tomo de que no existen recetas, ni de liderazgo, ni de gestión, ni de trabajo en equipo, ni de formación, facilitación o coaching.

No, no existen recetas y, cuando me las piden, ya no me cuesta negarme, como cuando pensaba que siempre había que dar al cliente aquello que quería, aunque fueran imposibles. Dicen que más sabe el diablo por viejo que por diablo, y he tenido que pasar muchas fronteras de conocimiento para poder percibir que ello es cierto.

Cada colectivo es distinto, cada circunstancia es única, no porque lo sea en ella misma, si no porque los condicionantes sí lo serán. Puede darse el mismo problema en circunstancias parecidas con las mismas personas y, todo y así, el momento que están atravesando, es diferente y, por tanto, las formas de afrontarlo deben ser distintas.

Por otro lado, esto de dar consejos está muy bien, así si se acierta, el causante es el aconsejado pero, si el acierto no es pleno, el causante es el otro y, la verdad, no se trata de eso. No te puedo dar un consejo porque esa forma de actuar sería buena para mi, pero quizás no lo sea para ti, así que mejor te ayudo con una serie de preguntas que te ayuden en tu reflexión y te lleven a encontrar tus propias soluciones.

Vivimos un momento en el que todo el mundo quiere recetas y, queridos amigos, reitero que esas recetas no existen ni existirán jamás, por más que alguien intente vendérselas como en los mercados de la edad media los cirujanos barberos vendían sus ungüentos.

La realidad me lleva a pensar en explorar, en co-crear con mi cliente, con ayudarle en su propia indagación, buscando sus propias fortalezas que le lleven a la resolución de su objetivo.

Hace tiempo pensaba que esas recetas podían existir pero no las sabía aplicar, hoy me doy cuenta de que no funcionaban porque no podían hacerlo, habida cuenta que no eran mis competencias las que estaban reflejadas, si no las del gurú de turno.

Es posible que haya quien me recrimine que no le de esa receta pero, francamente, prefiero ser transparente con mis clientes que trabajar en falso con ellos, eso hace que sepan que de mi pueden esperar franqueza y no la piedra filosofal. Existe la magia, eso es cierto, pero esa magia es la que hace cada cual con el inmenso potencial que tiene en su interior.

¿Sigues queriendo la receta o prefieres que indaguemos en tu camino a la solución?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Buscar trabajo, Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Coaching profesional, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Esencia, Fases proceso, Liderazgo, Life Coaching, Trabajo en equipo, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Las recetas no existen

  1. Siguiendo con el comentario de Josep, y tu respuesta, además de que cada persona es distinta, ésta misma persona puede actuar, pensar, reflexionar también de distinta forma según las circunstancias o sus condicionantes. De ahí que nuestra capacidad de reacción, alternativas, perspectivas también cambien, haciéndonos madurar con el paso de los años. Hasta nuestros objetivos son distintos con el paso del tiempo, según la experiencia que hayamos ido adquiriendo, incluso del entorno, la lista que nos marcamos a los 20 será, muy seguramente, muy distinta a las prioridades que se puedan tener entrados los 50.
    Estoy completamente de acuerdo con tu post, no es que haya recetas mágicas, si no que cada receta será mágica por ella misma.
    Saludos.

    • koakura dijo:

      Muy buenas Lídia,

      Efectivamente, la recete es mágica cuando eres tu el creador y es para ti. La primera parte de tu argumento me hace pensar en la frase de José Ortega y Gasset “yo soy yo y mi circunstancia y si no la salvo a ella no me salvo yo”. Afortunadamente, somos seres vivos que evolucionamos a cada momento.

      Mil gracias por tu comentario. Un abrazo fuerte y feliz día

  2. No pueden haber recetas colectivas, sino individuales.

    Por esto siempre pienso que no nos podemos comparar con nadie, porque cada persona es distinta a las demás.

    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.