Compartir

compartir2Cuando me miras y dices que quieres que compartamos, yo imagino una vida en la que la confianza es la máxima base de la relación, y aquí estoy hablando de cualquier tipo de relación, de amistad, profesional, de pareja, de equipo….

Y partiendo de esa base te imagino, aunque quizás el problema sea que te sueñe, con la misma ideología, con una forma de pensar parecida, confiando de tal manera que nuestra suma se torna mucho mayor que nuestro simple sumatorio, algo así como 1+1=~, donde infinito es el resultado de la simbiosis entre diversas entidades que se potencian la una a la otra.

Podría decir que no espero nada de ti, pero la realidad es muy otra, ya que espero una relación recíproca, cuando menos en intenciones y en comportamientos. Si definimos compartir como distribuir un algo en partes, lo estoy entendiendo como una distribución igualitaria, en función de las capacidades y habilidades de cada cual y, si tu sabes arrancar del saxo esas maravillosas notas, yo me esforzaré porque de mi teclado, la melodía quiera bailar con tus notas.

Así es, en función de nuestras habilidades y capacidades, ya que entiendo compartir como el máximo exponente de la generosidad, pondré mis activos a tu disposición, esperando una actitud similar por tu parte ya que, al final, de lo que se trata es, ni más ni menos, que de actitudes.

También podría ser que anduviera equivocado y que, en mi afán por compartir, no hubiera explicitado con suficiente claridad lo que esto significa para mi y estuviéramos gestionando esta relación, con un gran número de  contratos secretos[1](Handy, 2005).

Si así fuera, convendría realizar una refundación de la misma, exponiendo los hechos, el impacto emocional que estos tienen en nosotros, nuestras necesidades insatisfechas y lo que le pedimos al resto de componentes de la unión, es decir, utilizaría la Comunicación No Violenta (Rosenberg, 2006).

El verbo compartir no es tan solo una palabra, es toda una filosofía de vida en la que se requieren grandes dosis de generosidad y confianza y, los miembros de esa relación, deben determinar si están dispuestos a gestionarse de ese modo.

¿Estamos, realmente, buscando un entorno en el que poder compartir?


[1] Suposición sobre la relación, que no ha sido explicitada ni por tanto consensuada entre las distintas partes.

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Esencia, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Compartir

  1. Compartir es una bonita palabra que utilizamos cada vez menos. Seguramente será por falta de confianza que cada vez es mayor.
    Si compartiéramos más todo iría mejor el “problema” sería que habría menos ricos, que dírían Bill Gates, Amancio Ortega, etc, etc, perdería su objetivo principal, para qué tener más si luego hay que compartir!!!.

    Mi opinión es que si compartiéramos más, todo nos sería más fácil, porque nos ayudaríamos mutuamente y el esfuerzo sería menor. Pero también en el mundo de los negocios sería positivo, os imagináis compartir el talento de 2 o más empresas, sería espectacular, pero, ahí entra la confianza y otras cosas.

    Saludos

    • koakura dijo:

      Hola Josep,

      En el momento en que se comparte, el retorno es infinitamente superior, aunque lo cierto es que no sabes ni cómo ni cuándo, pero lo que está claro es que se produce un retorno y, a nivel organizacional, es espectacular pero, para ello, hay un factor clave que tu has nombrado: confianza

      Gracias de nuevo por tu aportación. Un abrazo y feliz día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.