¿Qué es lo que cambia?

Magia y MerlínDebemos reconocer, sin ningún género de dudas, que la magia existe, y bastante ajustada, además, a la definición que de ella hace el diccionario de nuestra RAE (Arte o ciencia oculta con que se pretende producir, valiéndose de ciertos actos o palabras, o con la intervención de seres imaginables, resultados contrarios a las leyes naturales), aunque con algunos matices.

Os preguntaréis el por qué de esta afirmación, y es que la respuesta está en todos y cada uno de nosotros, en los encantamientos a que nos sometemos cuando se dan las condiciones apropiadas que, una vez más, están solo en nuestro interior.

Y me explico: Hace unos meses, coincidí con un grupo de personas de entre las que hubieron tres con las que, en principio, me fue imposible empatizar, aunque debo reconocer que detrás de ello, habían ciertas barreras colocadas por nadie más que por mi. Al estar juntos varios días, me puse como objetivo conseguir sintonizar con ellas, algo que conseguí con dos, pero no con la tercera y es que, esta última, me resultaba tosca y desabrida, contraria al tipo de gente con la que me suelo relacionar.

Cual sería mi sorpresa al encontrarme a esta persona en circunstancias parecidas y descubrir en ella a una persona completamente distinta, abierta, afable, divertida incluso, pero tras una reflexión, me di cuenta de que la diferencia no estaba en ella y, lejos de eso, no estaba en otro lugar que en mi mismo; la persona era la misma, y seguramente también lo eran sus habilidades sociales, ya que fueron muchos los días que estuvimos compartiendo experiencias.

Pude darme cuenta de que el cambio se había producido en mi, en el trabajo de introspección realizado entre uno y otro encuentro, los cuales estuvieron separados por unos cuantos meses.

Al tomar consciencia de ello, percibí también que la miseria y la fortuna anidaban en mi, como también el poder de percibir el mundo. Si lo percibo negro, será negro, es más, no puedo pretender que sea de otro modo, puesto que todos mis filtros estarán activados en tal sentido.

Un mejor conocimiento de mi mismo y una ruptura con determinados estereotipos, me han permitido cambiar mi  relación con otra persona, pasando de la repulsa al respeto y, por qué no, a la admiración.

Conseguir ese conocimiento, me va a permitir aceptar más que resignar, encontrar complementariades donde antes solo veía distancias, posibilidades donde antes solo había impedimentos y, de ese modo, mi vida y la de los sistemas y equipos en los que esté presente, se verá enriquecida.

¿Bajamos unos peldaños hacia tu interior?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Liderazgo, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a ¿Qué es lo que cambia?

  1. Esto nos suele pasar a una mayoría. A veces no sabemos por qué una persona no nos entra bien y en lugar de averiguar cómo es aquella persona, nos hacemos nuestra película y nos la creemos y a veces por casualidad o por interés u objetivo no interesamos más por conocerla y nos damos cuenta que es una persona totalmente distinta a la que nosotros habíamos creado.

    Estamos tan acostumbrados hacernos películas que somos inconscientes de ello.

    Saludos

    • koakura dijo:

      Hola Josep,

      Cuando nos trabajamos interiormente, conseguimos que esos estereotipos aparezcan cada vez menos y, tal como lo veo, solo constituyen soberbia.

      Un abrazo y gracias por tu comentario. Feliz noche

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .