Mi impacto en las relaciones

agresion verbalQue poco conscientes somos del impacto que podemos llegar a tener en los otros, en nuestros compañeros, nuestras parejas, nuestros amigos, nuestros colaboradores o nuestros líderes y, ¿a qué viene todo esto? os preguntaréis.

No hace mucho, facilitando a un equipo, se produjo un momento de gran tensión, causado por la demanda de una parte del mismo a la otra; un comportamiento que, en sí mismo, no era ni bueno ni malo, pero tenía un gran impacto entre un grupo de personas y los causantes no eran conscientes de ello.

La facción que se consideraba agraviada, expresaba un sentimiento de rechazo hacia ellos, con el comportamiento de que hacían gala. Una observación en todo el campo emocional del equipo, nos permitía ver como las personas que causaban esa sensación, no eran en absoluto conscientes de ello, pese a la multiplicidad de ocasiones en las que habían sido advertidos.

Sus caras expresaban perplejidad y una sensación de culpabilidad muy real, la cual expresaron sin que, al menos inicialmente, fuera aceptada por la otra parte.

Fue algo muy curioso porque, realmente, esa fue la primera vez que se dieron cuenta del impacto que tenía su comportamiento y la imposibilidad, por tanto, de poder construir el equipo, ya que generaba una hostilidad y desconfianza manifiesta.

El momento estuvo cargado de tensión, cierto, pero también de toma de consciencia y de expresividad. La convivencia no habría sido posible sin la expresión de esa sensación y sin compromisos por ambas partes, los cuales no fueron fáciles de conseguir, hasta que no se hubo expresado, en toda su crudeza, la emoción que embargaba a una y otra parte.

Ahí fue donde utilizamos la CNV (comunicación no violenta) de Rossemberg (2006), invitando a los componentes del grupo a expresarse según los cuatro componentes del modelo:

  1. Observación: expresión objetiva de lo que ha ocurrido o está ocurriendo, sin integrar ningún juicio o evaluación.
  2. Sentimiento: expresión del sentimiento que en cada persona causa el comportamiento descrito.
  3. Necesidades: qué es lo que necesitamos en referencia a los comportamientos expresados.
  4. Petición: petición expresa a los causantes del comportamiento.

Realmente resultó muy gratificante ver como ambas partes trabajaban para llegar a un compromiso mutuo y como, ese compromiso, permitió afrontar el conflicto y fortalecer los lazos entre las personas que componen el equipo ya que, unos y otros, tenían la necesidad de expresarse libremente.

¿Somos capaces en nuestro equipo de expresarnos libremente y buscar el acercamiento fortaleciendo la relación?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Esencia, Límites, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Mi impacto en las relaciones

  1. Jordi la clave está en tomar conciencia, ya los has dicho. Si lo miramos fríamente, yo diría que la mayoría de problemas se solucionarían. Por otra parte deberíamos ver que sin ella es dificilísimo solucionar nada, por lo mismo.

    Saludos

    • koakura dijo:

      Hola de nuevo Josep,

      Así es, tal como os explico el caso real. Puedes estar agraviando a alguien y no tener consciencia de ello. Explicitarlo es el primer paso, pero hacerlo de forma que el otro entienda como nos sentimos ante esa agresión.

      Un fuerte abrazo y gracias de nuevo por tu aportación

  2. y todo comienza desde un punto de partida clave y que a menudo olvidamos, “la escucha activa”, pretendemos que nos comprendan y nos escuchen , y nosotros ¿lo hacemos? …..
    gracias por el post, interesante.
    un saludo
    Rafael
    @rafalgrol
    http://marketingventasparatodos.wordpress.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.