Quise Ser

Ejecutivo parapetadoQuise serlo y lo fui,

Y para eso, tuve que quererlo con todas mis fuerzas, sentir que nacía de mi interior y crecía como el más alto de los árboles.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso, no me valieron excusas de ningún tipo, no valió el no tengo tiempo, no sé, no tengo, no, no, no.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso, tuve que acallar una buena parte de mi diálogo interior, el que me decía que no era capaz, el que me negaba como Ser el que, en definitiva, no creía en mi.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso me acepté como soy, con mis virtudes y mis defectos, con mis luces y mis sombras, con mis miedos y mis anhelos.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso acepté la diversidad que estaba incluso en mí, aprendiendo a valorar todo aquello que me podía aportar.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso, supe desprenderme de todo aquello que no era esencia, aprendí a no tener apego a todo aquello que podía ser comprado, a todo aquello que podía ser tenido.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso quise hacer el más profundo y apasionante de los caminos: el camino hacia mi.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso aprendí a quererte a ti y a ti, seres distintos a mi, apreciando en vosotros aquello que no había en mi.

Quise serlo y lo fui,

Y para eso, tan solo tuve que Ser.

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Esencia, Liderazgo, Life Coaching, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Quise Ser

  1. Pingback: “Quise Ser” | Olea2.0 by @yastorgas

Responder a Yolanda Astorga Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.