Liderar desde el servicio

Mano entregandoMe dormí y soñaba que la vida no era más que alegría. Me desperté y vi que la vida no era más que servir. Serví y vi que el servir era alegría.

Estos versos del poeta Bengalí Rabindranath Tagore (1861-1941), han sido citados en multiplicidad de ocasiones para definir una vida de alegría y de servicio, pero es ahora, reflexionando sobre el liderazgo y tras muchas intervenciones con Directivos de toda índole, cuando encuentro su verdadero significado, apoyándome también en una obra que siempre me ha cautivado: Hunter, J (1999). La paradoja. Barcelona: Urano.

En esta obra, se expresa la gran diferencia entre el mando y el liderazgo, entre un antiguo paradigma, más piramidal y directivo y otro al que estamos yendo, mucho más humano y marcado por la autoridad otorgada por aquellos a los que lideremos.

Al final, vamos hacia la antigua Roma, en la que los términos de Autorictas y potestas, definían una y otra tipología de influencia sobre el colectivo, es decir, vemos que estas reflexiones no son nuevas y es que la tecnología avanza a pasos agigantados, pero los valores humanos y sus fundamentos, se mantienen en situaciones muy parecidas.

En mis intervenciones con Personas con responsabilidad sobre grupos o equipos, voy confirmando la teoría de Hunter, a la que veo cada vez más alineada con los versos de Tagore. El líder debe ser el servidor, el acompañante, el guía de su equipo, en función del momento, en función del estado del Equipo.

Debo invertir la pirámide organizacional, poner en el punto de máxima importancia a las personas que interactúan con los clientes y dotarlos de todo aquello que puedan necesitar, algo que resultará imposible si no lo hago desde el servicio, desde la entrega total a un objetivo común, aún y a costa de mis propios objetivos, los cuales deberían estar subordinados al bien de todos.

La transformación está aquí y podemos ver como los auténticos líderes, que lo han sido siempre (Gandhi, Ellacuría, Luther King, …), desplazan a los líderes autárquicos y generan nuevos líderes, mientras que el líder que busca el servilismo, no crea más que seguidores.

¿Tenemos la humildad suficiente para servir a nuestros equipos?

Anuncios

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Esencia, Liderazgo, Nuevo paradigma, Sociedad, Uncategorized, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.