Síntoma o raíz

Piel y cuerpoParece que nos conformamos con eliminar el síntoma del mal que nos aqueja y, siguiendo a nuestro refranero, muerto el perro se acabó la rabia, pero en el caso de  la persona deja de ser cierto para convertirse, sin más, en una falacia sin sentido.

Esto es algo que podemos observar en muchas de las actuaciones, actuando en modo automático, realizamos una serie de acciones que provocan una serie de reacciones, de algunas de las cuales somos conscientes pero no de otras.

Pongamos un ejemplo de las organizaciones, algo real que ocurría hace algún tiempo en una de las consideradas modélicas para la época, con cuentas de resultados a las que acompañaba el momento económico. Los Directivos eran meros ejecutores de las instrucciones del CEO, el cual bajaba hasta detalles que podríamos considerar absurdos, y no es ninguna exageración.

Un buen día, en una charla con otros colegas, ese alto directivo se quejaba de que su equipo de dirección no tenía iniciativa, era poco proactivo y apenas sí le sorprendían, por lo que  llegaba a considerar la posibilidad de empezar a hacer algunos cambios. El problema, es que estaba considerando tan solo el síntoma y veía únicamente la apatía creativa de sus colaboradores.

Al bajar un poco el nivel de análisis, podíamos llegar a la conclusión de que existían unas razones, y es que aquel personaje nunca había dejado libertad de acción, algo que tenía unas raíces más profundas.

En cualquier caso, en demasiadas ocasiones, nos conformamos con eliminar ese síntoma pensando que si desaparece, el problema está resuelto y, ¡nada más lejos de la verdad!. Si consideramos al ser humano de una manera holística, nos podremos empezar a dar cuenta de que, cuando quiere mejorar su productividad, algún motivo le guía y, a este, otro más, hasta llegar a la esencia.

Lo mismo ocurre con los comportamientos y, si nos limitamos a cambiarlos, volverán más pronto o más tarde, si sus causas no se han analizado en profundidad y la persona no es consciente de sus frenos y palancas.

Siguiendo con otro ejemplo, si me empecino en no exasperarme cuando fulanito hace un comentario y me quedo ahí, un buen día volveré a saltar o lo pagaré con mi salud, mental o física o ambas; si analizo el porqué de ese comportamiento, tomo consciencia de ello y, entonces sí, trabajo por cambiar mis hábitos, eso se tornará sostenible en el tiempo.

Esto es algo que ocurre en todos los órdenes y, si analizamos aquellas organizaciones o colectivos en los que estemos inmersos, podremos ver como se considera una pequeña parte en lugar de considerar la globalidad del sistema, algo que nos lleva a estar en un bucle sin sentido.

¿Qué efecto tendría en mi considerar las cosas desde una perspectiva más amplia?

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Coaching de Equipos, Coaching Ejecutivo, Crecimiento personal, Empresa, Equipos, Esencia, Liderazgo, Life Coaching, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Síntoma o raíz

  1. Javier Perea dijo:

    Es interesante reflexionar sobre éstos aspectos. Yo quiero centrarme en la relación con el otro. Creo que es interesante pensar en cómo nos vinculamos con el otro para encontrar respuestas en nosotros mismos. En ocasiones debemos preguntarnos qué nos impide conectar con el otro, establecer un vínculo o mantener una relación de cortesía, es aquí donde nos encontramos con cosas que no nos gustan del otro y que nos pertenencen.

    • koakura dijo:

      Muy buenas tardes Javier,

      Excelente actitud, sin duda alguna; todo lo que nos permita conocernos en la mayor profundidad posible nos permitirá una mejor relación con los otros.

      Gracias por tu aportación al debate y feliz noche

  2. Me parece a mi que cada vez hablamos más de consciencia. Es evidente, al menos para mí, que para cambiar algo tenemos que ser conscientes de que lo queremos cambiar. Es reconocer dónde estoy y saber a dónde quiero ir y como voy a ir(herramientas).
    Aprovechando que estoy haciendo un curso de PNL, ahora estamos viendo lo difícil que es diferenciar la percepción de la alucinación; o sea qué es lo que realmente veo y la conclusión que yo saco. Normalmente no lo separamos y nos creemos que nuestra percepción es toda la acción junta y no es así.

    Saludos

    • koakura dijo:

      Hola Josep,

      Gracias una vez más por tus aportaciones a un post de este blog.

      En este caso, no hablo de percepciones o alucinaciones, si no de la profundidad en la que exploramos las cosas. Si tomo una aspirina para le dolor de cabeza, estoy atacando el síntoma, si profundizo, puedo descubrir las causas de esa disfunción y, por tanto, enfrentarme a ella con mayor rotundidad y garantías de éxito.

      Un abrazo fuerte y feliz tarde

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .