Sigues siendo Tu

Mujer preocupadaNo me puedo sacar de la cabeza el artículo aparecido en La Vanguardia del pasado lunes, cuyo enlace os adjunto: Artículo LA VANGUARDIA y que me llevó a ciertas reflexiones que quiero compartir con vosotros.

Personas, en el artículo habla de mujeres, pero también conozco el caso de un buen número de hombres, cuyo valor social era incuestionable, personas cuyos teléfonos no paraban de sonar y cuya presencia en cualquier festejo, era garantía de “Estar conectado”.

De repente, eso desaparece, es más, la resistencia a verlo por parte de los implicados, hace que sea algo que ocurra, casi, de un día para otro: la T-10 empieza a aparecer como un elemento cotidiano y se torna un bien preciado, desaparece el coche de alta cilindrada, el 4X4 y aparece el utilitario…o quizás ni eso.

El teléfono deja de sonar, ya no hay fiestas, ya no hay invitaciones de fin de semana, las conversaciones antes largas, se tornan ahora atropelladas e incluso violentas, aquellas pretendidas amistades, nunca fueron tales si no falacias de una relación de plexiglás.

Aparecen lágrimas de rabia, incomprensión inicial, austeridad y, por fin, angustia que se cierra sobre uno como si fueran unas gigantescas tenazas emocionales. El entorno se ha transformado en aire irrespirable y las miradas sobre el hombro una práctica habitual.

Pero no eres solo eso, eres eso… y mucho más, eres el resultado de un esfuerzo, de unos valores, quizás antaño olvidados pero que hoy vuelven con la fuerza de la necesidad, desaparece lo accesorio y quedan las experiencias auténticas, las personas que también ahora te acompañan, quizás no muchas, pero sí aquellas que un día estuvieron, y a las que quizás ignoraste, y hoy también.

Aprendes a subsistir, aprendes el verdadero valor de la compañía, de la amistad, de lo imprescindible, de esa silla, de esa estufa, ¡de ese billete de transporte! e incluso de compartir una charla en la que poder expresar tus sentimientos de forma descarnada, sin tener que ser políticamente correcto.

Y ahí es donde apareces tu en toda tu extensión, en la que va hacia dentro en lugar de hacia fuera, donde aparece lo duradero y huye lo efímero, donde te das cuenta de que eres eso…. y mucho más.

Te quiero a mi lado por quien eres, no por lo que tienes ni por quien conoces y quiero que sepas que contar contigo es el mejor regalo que me puedes hacer, con tus lágrimas y tus sonrisas, con tus gritos silenciosos y tus palabras que mecen un sentimiento.

¿Me ves?, sigo aquí, esperando a tu verdadero Ser

Acerca de koakura

Mi pasión coincide con mi profesión, el desarrollo de Personas y Equipos, a través de herramientas diversas como el Coaching, ya sea Ejecutivo, de Vida o de Equipos, la Dinamización de Equipos, la Formación experiencial o cualquier otra. Inicié mi carrera profesional en 1986 y, desde entonces, he ocupado todo tipo de posiciones en el ámbito empresarial, desde promotor hasta miembro del Comité de Dirección, Gerente y Socio en una Consultora de ámbito internacional, aunque me defino como una persona que acompaña a otras en su tránsito allá donde quieran ir, ya sea de forma individual o en Equipo. Estoy convencido del potencial infinito del ser humano, así que en cada intervención percibo crecimiento y el impacto que este causa en el entorno; y si el potencial del ser humano es infinito, cuando son varias las personas que se unen con un fin común, el horizonte es aún más esperanzador, ya que el potencial se multiplica exponencialmente.
Esta entrada fue publicada en Buscar trabajo, Crecimiento personal, Emociones, Esencia, Límites, Nuevo paradigma, Sociedad, Valores, Vida y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Sigues siendo Tu

  1. Naty Calvo dijo:

    Hermoso articulo. De esos temas de los que pocos haban para no parecer “mala onda”…A lo largo de mi vida profesional he visto muchos de estos casos. Y siempre fui la oveja negra por no creer en toda la parafernalia en torno a las relaciones ficticias que se dan en el ambito laboral muchas veces. Pero no me arrepiento: siempre me dedique a mis verdaderos afectos y a enriquecerme espiritualmente. Y hoy, que estoy buscando trabajo, puedo decir que transito esta experiencia de lo mas bien. Y aprendiendo mucho, sobre todo.

    • koakura dijo:

      Hola Naty,

      Aunque el networking debe cuidarse, no es menos importante cultuvar esas relaciones verdaderas, las que nos nutren de verdad, con las que compartimos ratos buenos y no tan buenos. Cualquier experiencia puede resultar dura y enriquecedora a la vez, todo depende del prisma desde el que escojas verlo.

      Disfruta de ese tránsito que, seguro, tendrá buenos aprendizajes para ti.

      Un abrazo fuerte y muchas gracias por tus comentarios al post y por leerlo. Feliz día.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .